Archivo de la categoría: Piezas escritas

Isa González y su “Berlin Club”

A continuación les compartimos el inicio del cuento Berlin Club de Isa González, respuesta a la segunda convocatoria de AD/OPTA & ADAPTA en Capilla del Arte.

Berlin Club

Nací con una peculiaridad extraña, recuerdo lo que me pasa desde que tenía siete años. Mi mamá dice que cuando aprendí a sentarme, sin ayuda de almohadas o cojines, apareció esa rareza.

Cuando estoy enojada tengo la capacidad de girar el tronco trecientos sesenta grados hasta que mis nalgas y mis tetas quedan en el mismo plano. Mis compañeras de colegio me hacían enojar para que en ese estado de furia mi cuerpo rotara cual tornillo. Siento una vergüenza
terrible cuando las personas me ven, es como si me descubrieran robando algo de mucho valor. Me quedo estática, sin articular palabra.

Estoy en el bar Berlín, cerca de mi casa, me he tomado una botella de vino; los cuatro hombres que estaban en la mesa de fondo han  abandonado el lugar, seguro no tardan en regresar, pues dos de ellos han olvidado sus sacos en los ganchos que cuelgan de la pared. Es una alivio que debido a la oscuridad no hayan reparado en mi postura. Lo extraño es que esta vez no estoy enojada, sólo harta del frío alemán. Pero lo más raro es que la contorsión haya tomado otro giro, antes
iniciaba siguiendo las manecillas del reloj, el hombro derecho retrocedía hasta ocupar el lugar contrario, el del izquierdo. Hoy, el giro empezó al revés, sentí una breve tensión en el costado y entonces el hombro izquierdo hizo lo mismo que hacía el derecho. A lo mejor es porque estoy triste y sola.

[…]

Cuento inspirado en la pieza de xilografía Berlin Club de Gabriela Jolowicz. Para conocer su desenlace, visita la exposición Lubok. Gráfica contemporánea y libros de artistas de Leipzig en Capilla del Arte (2 Norte 6, Centro Histórico de Puebla) de martes a domingo, de 11 a 19 horas. O acude el 20 de diciembre a las 7 de la noche a la muestra de trabajos donde la autora dará lectura de este texto completo. La entrada es libre.

AD/OPTA & ADAPTA y el Rally ViciKlektico

Ayer sábado 27 de octubre, Capilla del Arte fue una de las sedes del segundo Rally-Klktico organizado por el grupo ciudadano de impulso a la bicicleta, Vici Klekticos.

Cartel del rally

La prueba que los participantes tenían que pasar en nuestro espacio estuvo vinculada a AD/OPTA & ADAPTA. Ya sea de forma oral o escrita, la prueba consistía en inspirarse en alguna de las piezas de Gabriela Jolowicz y desarrollar un relato. Las preguntas de partida eran: ¿qué está pasando en la imagen, que sucedió antes o, quizá, qué está a punto de suceder?

A continuación, los dos mejores relatos que se generaron en algunos pocos minutos y que demuestran lo fácil que es participar en esta convocatoria abierta a todo público.

La verbena. Escrito por el equipo Los Astronautas, integrado por los hermanos Ayala. Inspirado en la pieza de xilografía Bassy de Gabriela Jolowicz.

Había una vez en la casa de Juana ¡una fiesta por la vida! Ramón tocaba el saxofón mientras José sacaba su trompeta. Era notorio que la fiesta estaba buena, pues María el alcohol buscaba y Karina en el piso yacía. La pachanga duraría hasta el otro día pero el hermano de Juana otros planes tenía.

La fiesta pronto acabaría y la música poco a poco disminuiría. La verbena terminó y todo el mundo en el piso quedó.

Imagen tomada del sitio de la artista.
Imagen tomada del sitio de la artista.

Melissa. Escrito por el equipo Las Brujas del Caldero integrado por la Bruja Ale, la Bruja Jaquie y la Bruja Patty.

I: Viernes

Viernes. Viernes, sola y aburrida en casa. The Beehive era su opción más atractiva… o cómoda. Ya no lo sabía. No quería estar sola. No hoy. Hoy lo extrañaba más que nunca.

Se hizo el cabello, se puso las botas, salió del apartamento.

Lo miró. La miró. Se acercó. Ella sonrió. Bebbieron, conversación vacía y terminaron en la cama. Pasión vacía; acompañada al menos.

II: Sábado

Melissa despertó pasado el mediodía. Todo le era familiar: la cama vacía, su ropa en el piso y sus zapatos por todo lo largo de su apartamento: nada más, solo sus recuerdos.

Salió a la sala, prendió un cigarrillo y puso un poco de blues en su iPod. Mirando por la ventana esperó cargara su celular.

“Sábado y continúa la fastidiosa rutina”, pensó.

III: Domingo

El hambre había llegado y no veía muchas alternativas: la misma comida china de siempre o tomar la avenida para ver a dónde la guiaba.

Siempre tenía la opción de refrescarse con cerveza y Ashbeck, el preparado de su invención, pero ese domingo no había el pretexto. Ninguna persona en su horizonte…

Imagen tomada del sitio de la artista.