El Dr. Enrique Estrada se presentó en la UDLAP para dictar la conferencia “El tipo de apego de las relaciones vinculares en personas víctimas de violencia”

Como parte del V Seminario Internacional “Diálogos con la psicología latinoamericana” se presentó en la Universidad de las Américas Puebla el Dr. Enrique Estrada, investigador del área Psicosocial del Instituto de Estudios Humanísticos de la Universidad Rafael Landívar de la Ciudad de Guatemala, con la ponencia “El tipo de apego de las relaciones vinculares en personas víctimas de violencia”, en la que señaló que el apego que muestren los padres hacia sus hijos determinará la forma en que estos se desarrollen como adultos y se desenvuelvan en relaciones amorosas.

El especialista señaló que existen cuatro tipos de apegos: el primero denominado “apego inseguro” se refiere a aquellas relaciones en las que las personas necesitan de alguien a su lado para sentirse seguras y confiadas de sus decisiones. Resaltó que este comportamiento es aprendido desde la niñez cuando los padres siempre están al pendiente de los hijos para resolver sus problemas o validar cualquier decisión.

El “apego limitativo” se refiere a aquellas situaciones en las que los infantes aprenden que es infructuoso apegarse a los cuidadores porque estos no satisfacen sus necesidades ni sienten su apoyo en momentos de crisis, por ello cuando adultos se convierten en personas que evitan establecer conexiones emocionales y en las relaciones amorosas se caracterizan por ser distantes y egoístas.

El “apego ambivalente” determina a las personas que se aferran con ansiedad temerosa a parejas y amigos aceptando estar disponibles en todo momento, sin embargo, también manifiestan lapsos de total desapego o rechazo en los que se alejan de la gente más cercana. De acuerdo con Estrada, este tipo de sujetos son inseguros y por ello tratan de ser dominantes, además de que les agrada discutir.

Por último el especialista se refirió al “apego desorganizado” en el que las personas manifiestan una gran necesidad de amor y cuando se sienten rechazadas su vida se trastoca y se vuelven agresivas. Dijo que este tipo de apego logra que el sujeto sea ineficaz en su interacción con los otros y sufra grandes variaciones en su nivel de amor hacia su pareja o amigos.