psicologia-blog_580 

La psicología es una ciencia, y como tal estudia al comportamiento. Quienes la ejercen, los psicólogos, son agentes de cambio que pueden describir, explicar y predecir la conducta científicamente. Esto es gracias a una sólida formación científica. El departamento de Psicología de la UDLAP tiene como un sello distintivo la formación en psicología desde un entorno científico. Un entorno que además favorece que nuestros egresados sean altamente creativos, críticos y eficaces en lo técnico. Por ejemplo Angélica Flores, egresada de Psicología de la UDLAP, con un doctorado en Aprendizaje y Cognición con especialidad en psicobiología, señala lo siguiente: “En la UDLAP… quizá lo más importante fue la  estimulación  para  desarrollar  habilidades como la de análisis, síntesis y  creatividad. Intento aplicar esto en mi vida profesional”. Angélica realiza tareas de docencia e investigación en la Universidad de Sevilla, España. Angélica tiene publicaciones en revistas científicas internacionales desde donde difunde los resultados de sus investigaciones sobre los procesos de atención en los niños. Para Angélica, parte de este logro es debido a la formación recibida de sus profesores de psicología en la UDLAP.

Enumerar todos los logros de nuestros estudiantes, no cabría en estos espacios; por ello, sólo se mencionan algunos casos de éxito de nuestros egresados que resultan un buen ejemplo de lo que otros egresados también están logrando en las diferentes áreas de la psicología. En este sentido, Erika Proal, egresada de Psicología de la UDLAP, es un ejemplo emblemático. Erika está terminando su doctorado en Psiquiatría y Neurociencia Cognitiva en la Universidad de Nueva York (NYU); actualmente es coordinadora, y fundadora, de la red Spanish Resting State Network, red destinada a la colaboración entre la NYU y distintos hospitales y grupos de investigación. Erika afirma que el objetivo de la red, que coordina, es trabajar en colaboración con investigadores que estén interesados en compartir recursos y conocimientos sobre la conectividad intrínseca cerebral mediante estudios de Resonancia Magnética funcional (RMf) en reposo (rs-fMRI, resting state functional MR Imaging). Para Erika, prácticamente recién egresada UDLAP, “lograr conformar la red implicó mucho esfuerzo, pero sobre todo involucró ideas o sueños que parecían estar en el aire y que hoy ya están siendo una realidad”. Erika tiene un quehacer científico cotidiano, sin embargo observa a la psicología como un arte, conclusión a la que llega después de reflexionar sobre sus estudios de psicología en la UDLAP: “Una de las cosas importantes que aprendí en la UDLAP específicamente, es que la psicología no se puede ver desde un solo enfoque; no podemos estudiar a un individuo desde una sola perspectiva. Tener profesores con diferentes visiones y con diferentes corrientes psicológicas me ayudó a recolectar lo que creía más importante de cada una de sus visiones y con eso concluir que la psicología es un arte…” Es muy interesante la observación de Érika, pues viene de alguien que día con día realiza actividades científicas relacionadas con la psicología. Esta actividades frecuentemente requieren de equipos sofisticados de laboratorio, que no todas las universidad poseen. Angélica destaca esto como un factor que impactó en su vida académica o profesional: “En la UDLAP hacen uso de la tecnología. Es importante estar actualizado a nivel tecnológico y hacer uso de todos los equipos disponibles para aprender y generar conocimiento”. Por último, Angélica recuerda de la UDLAP lo siguiente: “Me pedían leer libros, esto es genial, permite aprender de una manera constructiva, y  no sólo memorizando; después es fácil mantener el habito”. Y es que como decía Kurt Lewin “no hay nada más práctico que una buena teoría”. Aunque esto habría que matizarlo con la aportación de Érika sobre la importancia de hacer una tesis: “tengo que aceptar que el empezar a pensar en un proyecto de tesis era tedioso para mí en esa época; sin embargo es algo que me ayudó a aprender cómo empezar a plantear ideas y cuestionamientos, así como analizar información y sintetizarla. En base a esto, formular preguntas más científicas y darme cuenta de la importancia de la investigación, sobre todo en nuestro campo, ya que para realmente poder ayudar a mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes todavía nos hace falta mucho por descubrir y no sólo basta con aplicar lo que hoy ya existe”.

Así, la conjunción de la ciencia y la tecnología, con un objeto de estudio tan complejo como es la conducta, hacen que en algunos casos y para algunos profesionales, la psicología sea una ciencia que se convierte en arte.