En abril de 2008 se realizó un acuerdo entre la State University of New York at Cobleskill, la Universidad de Oklahoma, la Universidad de Guadalajara, la UDLAP, la University of Guelph y la Université du Québec à Montreal, para incentivar el intercambio académico y la cooperación en el área de turismo cultural, en el marco del programa para la movilidad en América del Norte (PROMESAN), que tiene como objetivo incentivar el intercambio académico entre varias instituciones de Canadá, Estados Unidos y México, a través de acuerdos bilaterales y trilaterales. Hasta el momento hemos recibido a cinco estudiantes, dos americanos y tres canadienses y hemos enviado a cuatro estudiantes, dos a Estados Unidos y dos a Canadá. Aquí se presenta la experiencia de una de estas alumnas.

Ma vie à Montréal

Paola Gómez Maurer

Montreal propicia una experiencia totalmente multicultural. El invierno en Montreal deja desiertas
las calles y la gente se resguarda en la ciudad subterránea que existe. Se organizan muchos eventos deportivos y culturales en toda la ciudad. Es impresionante todo lo que se
puede preparar con miel de Maple. El acento canadiense es muy diferente al de Francia El hockey es casi una religión.

1_580

Mi universidad, l’UQAM se encuentra de l lado francés, en esta parte se distinguen los esfuerzos por preservar su cultura característica.El sistema de enseñanza es parecido al de la UDLA De mis cinco clases todos mis profesores habían tenido un trabajo importante en el área de la cual enseñaban.

2_580

¿Cómo me fue en clases? El primer día no entendía nada y sólo copiaba las acciones de mis
compañeros.Poco a poco me acostumbré al idioma y conocí personas que me ayudaron en el camino, muchos habían visitado o vivido en México.Los profesores siempre se mostraron accesibles a mis preguntas.Al final pasé todos mis exámenes en francés aunque sospecho que tuve algunas faltas de ortografía.

En casa… vivía en las residencias de la universidad en un departamento para ocho personas. Tuve la suerte de encontrar gente increíble de distintas nacionalidades. Pensé que cocinar diario sería un martirio pero al contrario, aprender de mis compañeros y compartir las comidas hizo todo divertido.La buena atmósfera de nuestro departamento se convirtió en el lugar ideal para reuniones con nuestros amigos.

3_580

Mi intercambio a Montreal fue una experiencia inolvidable que marcó mi vida. Estando fuera de mi país aprecié mucho las cosas de México, sin embargo también noté aquellas que podríamos mejorar. Las cosas que aprendí y que viví me hicieron tener nuevos puntos de vista que considero valiosos para mi desarrollo profesional y personal.