clip_image002

Las redes sociales han tomado protagonismo en la sociedad aumentarán su protagonismo con el paso del tiempo. Se han convertido en uno de los medios más importantes tanto para jóvenes como para adultos que de igual forma utilizan las redes sociales como medios de comunicación, publicidad, para establecer relaciones y hasta entretenimiento. La utilización y provecho que se le pueda dar a estos medios es tan extensa como la imaginación del ser humano.

Es por esto que una red social se vuelve un arma de doble filo. Las principales amenazas entorno a una red social se centran en tres aspectos: malware, privacidad y acceso de menores.

Malware. Es una de las principales amenazas que afecta a las redes sociales. Las distintas aplicaciones que se pueden utilizar en la red social se pueden emplear como punto de entrada para de programas espía y software maligno. Está claro que no debemos utilizar alegremente y tan a la ligera las aplicaciones creadas por terceros. Por ejemplo juegos, toolbars, skins, etc.

Privacidad. En este punto es fundamental conocer la configuración por defecto de la red social que utilicemos y sobre todo tener en cuenta que información queremos publicar, destacar y cual queremos que quede como privada. Además es recomendable leer las políticas de privacidad y las condiciones de uso de la red. Ten especial precaución con la publicación de fotografías, tal vez tú no tengas problema en publicar tu imagen, pero el resto de las personas que aparecen en la imagen deben estar de acuerdo también en que se publique.

Acceso a menores. Es una de las cuestiones que las redes sociales deben de mejorar. Algunas redes sociales piden una edad mínima de 13 años para poder formar parte de esta. Sin embargo es sabido que el contenido de las redes sociales es muy extenso y que existe gran variedad de temas y contenidos que no son aptos para menores de edad.

De las tres cuestiones mencionadas la que peor solución tiene es la relacionada con el malware por la implicación que tiene. Aunque la de la privacidad puede tener consecuencias graves socialmente hablando e incluso perjudicar la integridad física de la persona.

Está claro que las redes sociales adquieren mayor importancia socialmente, es decir ¿cuántos de nuestros conocidos acceden a las redes sociales? ¿Cuántos están en más de una red social? Habría que estar atento en estos puntos de entrada de malware y exposición de nuestra privacidad.

La Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información (ENISA) público un informe que describe los riesgos del uso de las redes sociales y establece 17 reglas de ora para mantenernos a salvo en éstas.

Aquí están las reglas:

Prestar atención cuando publiquemos y subamos material:

  • Pensar muy bien qué imágenes, vídeos e información escogemos para publicar
  • No publicar nunca información privada
  • Usar un seudónimo

Escoger cuidadosamente a nuestros amigos:

  • No aceptar solicitudes de amistad de personas que no conozcamos
  • Verificar todos nuestros contactos

Proteger nuestro entorno de trabajo y no poner en peligro nuestra reputación:

  • Al registrarnos en una red social, usar nuestra dirección de correo personal (no el correo de la empresa)
  • Tener cuidado de cómo representamos en Internet a nuestra empresa u organización
  • No mezclar nuestros contactos de trabajo con nuestros amigos
  • No dejar que nadie vea nuestro perfil o nuestra información personal sin permiso
  • No dejar desatendido nuestro teléfono móvil
  • No guardar nuestra contraseña en nuestro móvil
  • Usar las funciones de seguridad de que disponga nuestro móvil

Proteger nuestro teléfono móvil y la información guardada en él:

  • Tener cuidado con lo que publicamos sobre otras personas

Informarnos:

  • Leer con atención y de principio a fin la política de privacidad y las condiciones y términos de uso de la red social que escojamos

Protegernos con la configuración de privacidad:

  • Usar opciones orientadas a la privacidad (comprobar quién puede ver nuestras fotos, quién puede ponerse en contacto con nosotros y quién puede añadir comentarios)
  • Informar inmediatamente si nos roban el teléfono móvil
  • Tener cuidado al usar el teléfono móvil y estar atento a dónde lo dejamos

Prestar atención a los servicios basados en la localización y a la información de nuestro teléfono móvil:

  • Desactivar los servicios basados en la localización geográfica cuando no los estemos usando

La mayoría de estas reglas parecen bastante razonables, pero ¿estamos dispuestos a usar un nickname para nuestro perfil en la red social? ¿Nos resulta difícil mantener nuestra vida privada y el trabajo separados en Facebook?

Por nuestro bienestar y el de nuestros allegados sigamos las recomendaciones y sobretodo usemos el sentido común.

Más sobre el tema en:

Guías de ayuda para la configuración de la privacidad y seguridad de las redes sociales

http://www.inteco.es/Seguridad/Observatorio/manuales_es/guia_ayuda_redes_sociales

Dirección de Seguridad y Redes – Dirección General de Tecnología de la Información