Al poner en marcha el motor de nuestro auto, tomamos el camino hacia cualquier lugar que necesitemos y si es tarde generalmente podremos acelerar siempre un poco más para llegar a tiempo o con muy poco retraso. Si corremos con suerte todo irá muy bien y la lección será que después de 110 existe el 120 y que si llegué en 10 minutos, sin tráfico y con las luces en verde quizá llegue en 5 la próxima vez y así, es como muchos de nosotros la hemos librado.

Pero no siempre podemos confiar que la suerte estará de nuestro lado y que habrá poco tráfico, o que no habrá un mega bache en el camino, o una piedra que un camión de construcción haya dejado tirada en la vía que transitamos, mucho menos podríamos asegurar que la misma suerte acompaña a los que nos acompañan en ese viaje sobre el mismo camino.

Entonces, ¿qué haces para asegurar cada viaje? ¿Te pones el cinturón o sólo cuando vas por carretera? o tu auto es muy seguro, de esos que en caso de un accidente absorbe el impacto y baja el motor y tiene bolsas de aíre… y ¿el de los demás? ¿Has pensado que en algunos accidentes no siempre lo son? Es decir, no es accidente que vaya en el carril de alta, mi salida esté a 300 mts. haya tráfico pesado y entonces se me ocurra acelerar mucho más para ganar ventaja y luego atravesarme frente a todos y que el resto … ¿Qué opinas, corriste con suerte y el resto no?

Eso es sólo una pequeña parte de generar conciencia; que de manera general se define como el conocimiento que tenemos de nosotros mismos y de nuestro entorno; saber que todos estamos en el mismo lugar cada uno en nuestra porción de tiempo y de espacio pero afectando en menor o mayor medida la vida de los demás. De acuerdo a la teoría del caos hay ciertos tipos de sistemas muy sensibles a las variaciones en las condiciones iniciales. Pequeñas variaciones en dichas condiciones iniciales, pueden implicar grandes diferencias en el comportamiento futuro; complicando la predicción a largo plazo. Traducido en el contexto de lo quiero decir es que, añadir riesgo cuando conduces en condiciones no controlables (baches, piedras, tráfico, somnolencia, alcohol, distracciones auditivas o visuales) podría concluir tu día o el de varios otros de una manera poco predecible, en algunos casos podría ser de manera muy trágica.

Te invito a que evalues la forma en que conduces, evalúa los riegos que hay cuando tomas el volante y genera conciencia.