b-banner

  • El presidente de Consulta Mitofsky visitó la UDLAP en el marco del XXII Congreso de Actuaría

Cholula, Puebla, a 10 de marzo de 2011.- Roy Campos, presidente de Consulta Mitofsky dictó la ponencia “La valoración política medida a través de métodos estadísticos” en la Universidad de las Américas Puebla como parte del programa del XXII Congreso de Actuaría que organizó esta casa de estudios en el marco del Segundo Encuentro Nacional de Ciencias UDLAP.

El actuario explicó que para entender al ciudadano se deben usar los métodos cualitativos y cuantitativos, el primero mide el comportamiento específico y la formación de la opinión, el segundo, cuya herramienta principal son las encuestas, mide el comportamiento general de la población y el estado de la opinión pública “las encuestas muestran lo que hay” afirmó.

El invitado por la UDLAP al Segundo Encuentro Nacional de Ciencias hizo una reflexión sobre tres mitos que existen alrededor de las encuestas, el primero: ¿El que paga gana? comentó que tras las campañas políticas y en medio de la guerra por las elecciones, los diferentes interesados incurren en descalificar la encuesta argumentando resultados favorecedores para quien contrató al encuestador, sin embargo, los resultados no pueden ser influenciados sino que, quien paga es dueño de la información, por lo tanto él decide qué parte publicar y que parte mantener en secreto.

52

El segundo cuestionamiento: ¿La publicación de encuestas influye en el votante? Roy Campos dijo que los resultados de las encuestas atraen a los medios de comunicación, a quienes van a  invertir, a los diferentes actores políticos quienes la utilizan para enviar mensajes, pero no al ciudadano promedio, quien se ha comprobado estadísticamente, no está al pendiente de los resultados de las encuestas.  Además dijo que la legislación en México prohíbe realizar encuestas 15 días antes a las elecciones y que el 11.8% de la población decide su voto una semana antes de las elecciones momento para el cual no hay resultados de encuestas vigentes, pues de una semana a otra la opinión pública puede variar abruptamente.

El último mito: ¿Las encuestas tienen capacidad para pronosticar? “Imposible” afirmó el especialista, dijo que esta herramienta estadística tiene la capacidad de medir los hechos y no de predecir al futuro “la realidad juzga a la encuesta no la encuesta a la realidad”.

Finalmente explicó que el uso de las encuestas en las elecciones políticas debe complementarse con información adicional a la “pregunta electoral” pues en 2010 las encuestas de salida evidenciaron el gran riesgo de equivocarse. Sugirió que en las encuestas debe haber nuevos elementos como la evaluación al gobernador en turno, información que ofrece nuevos valores y parámetros de comportamiento para los partidos contendientes.