En el contexto del ciclo de Viernes de Cinexpectativas, Cuerpo arquitectónico, presentamos la reseña sobre Intriga internacional que hace Christian Moreno Pinera, estudiante de Filosofía y prestador de Servicio Social de Capilla del Arte UDLAP.

La mencionada cinta será proyectada este viernes 14 de marzo de 2014, a las 6:30 p.m., en el cuarto de video Capilla del Arte UDLAP -2 Norte 6, Centro Histórico de Puebla-. La entrada es libre.

image

Intriga Internacional (North by Northwest) (1959)
DIRECCIÓN
Alfred Hitchcock
GUIÓN
Ernest Lehman
FOTOGRAFÍA
Robert Burks
MÚSICA
Bernard Herrmann
PRODUCCIÓN
Metro-Goldwyn-Mayer
 

Considerada por muchos la “última gran obra” de Hitchcock, Intriga Internacional vuelve sobre los elementos más característicos y ampliamente conocidos del director: el falso culpable, las situaciones azarosas y un irónico sentido del humor. Esta vez acompañados de un argumento ciertamente más ligero que de sus obras anteriores, como Rear Window (1954) y Vertigo (1958), el filme nos muestra cómo el ejecutivo de publicidad Roger O. Thornhill (Cary Grant) es confundido con un inexistente espía internacional, George Kaplan. Esto pone en marcha una persecución a través de distintos espacios y emblemas arquitectónicos, desde la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York hasta el monte Rushmore en Dakota del Sur, buscando por todos los medios posible limpiar su nombre y al mismo tiempo, en repetidas ocasiones, salvar su vida.

No podemos dejar de mencionar como el personaje interpretado por Cary Grant, hace recordar a más de uno la creación kafkiana de El Proceso, Josef K., que un mañana despierta involucrado en una situación verdaderamente “pesadillezca” sin razón aparente. Así Intriga Internacional nos muestra en calidad de espectadores privilegiados el “acontecer” de un proceso que termina por dar cuerpo a una ficción, nos muestra el devenir-Kaplan de Roger O. Thornhill.

clip_image004

Cary Grant en su huida a través de las efigies del Monte Rushmore, recreado por Hitchcock para esta cinta.

Por otro lado, en continuidad con el tema de este ciclo Cuerpo Arquitectónico, la obra de Hitchcock nos resulta un material sensible ejemplar, al menos por dos razones. El film da cuenta de las trasformaciones sufridas «de este lado del mundo» tras la Segunda Guerra mundial, es decir, nos muestra cómo el diseño se levanta como disciplina encargada de dar forma a un nuevo estilo de vida en Estados Unidos, donde los rasgos futuristas de las décadas anteriores comienzan a eclipsar, índice de la creciente hegemonía mundial estadounidense. La arquitectura, la temática –que ya remite a los tópicos de la guerra fría- y los más pequeños detalles, se suman para dar forma de la imagen de modernidad que tenemos del final de la década de los 50´s; signos que nos parece completamente extraordinarios.

En segundo lugar, nos resulta importante el contraste que Intriga internacional supone respecto de las obras cinematográficas en Europa; basta señalar las creaciones donde el Neorrealismo Italiano –en especial mención de Vittorio de Sica- nos permiten ver una realidad muy distinta de la post-guerra, registrando con crudeza la realidad de una ciudad en ruinas.