expresiones13

El caso de Nestlé y Toks

Por: Dra. Isis Gutiérrez Martínez, profesora de tiempo completo del Departamento de Administración de Empresas UDLAP

isis.gutierrez@udlap.mx

En estos días asistí al simposio internacional Reto Negocios UDLAP 2014, organizado por estudiantes de la Escuela de Negocios y Economía de la Universidad de las Américas Puebla.

Las conferencias de Nestlé y Toks llamaron particularmente mi atención, ya que ambas fueron sobre un tema con implicaciones empresariales y sociales: la creación de valor compartido. Este concepto, definido por Michael Porter y Mark Kramer en 2011, se refiere a: las políticas y las prácticas operacionales que mejoran la competitividad de una empresa, a la vez que ayudan a mejorar las condiciones económicas y sociales en las comunidades donde opera. La creación de valor compartido se enfoca en identificar y expandir las conexiones entre los progresos económico y social.

En su ponencia, Marcelo Melchior, presidente ejecutivo de Grupo Nestlé México, explicó que “para asegurar el abastecimiento confiable de café de alta calidad, Nestlé comenzó a trabajar con los cafeticultores en algunas regiones del país.

Al momento, hemos logrado apoyar a los productores con más de 6.5 millones de plantas de alta calidad, capacitar a más de 4,000 productores, financiar a pequeños cafeticultores y proveedores, implementar estándares mundiales de sustentabilidad y desarrollar empresarialmente a los cafeticultores. En total, más de 40,000 familias han sido beneficiadas. El suministro de café confiable y de calidad ha aumentado significativamente para Nestlé, y nuestros proveedores son más competitivos”.

Por su parte, Gustavo Pérez Berlanga, director general de Responsabilidad Social de Toks México, expresó que con la finalidad de darle valor al cliente, se desarrollaron diversos proyectos productivos que le permiten a la empresa contar con productos naturales de calidad, elaborados artesanalmente. Toks está trabajando con productores de miel, mole, granola y mermelada, quienes están en regiones marginadas o que pertenecen a grupos vulnerables.

Algunas de las acciones realizadas por esta empresa son: establecer sistemas para agilizar el ingreso de productos a la cadena de valor, crear programas para dignificar y/o erradicar el trabajo infantil y generar una cultura empresarial. Estos proyectos han beneficiado a más de 6,000 familias en más de 40 comunidades.

Los clientes de Toks tienen una mejor experiencia en alimentos, y los productores aumentaron su competitividad: el valor compartido no es apoyar a las personas de las comunidades por lástima o pagar más dinero por sus productos, se trata de darles la oportunidad para que mejoren sus negocios y sean más productivos, para que todos ganen, tanto clientes, como la empresa y la comunidad.

Los casos de Nestlé y Toks no son ejemplos aislados, Johnson & Johnson, Wal-Mart y Unilever, por citar algunos, ya han obtenido también los beneficios de crear valor compartido. En nuestros días hay una clara tendencia empresarial por generar valor compartido ¿ustedes ya lo están haciendo?