tochito bandera aztecas

La Organización estudiantil de Tocho bandera femenil de la Universidad de las Américas Puebla, consiguió el bicampeonato en el Torneo nocturno organizado por la BUAP, venciendo a Tigers de Tlaxcala por 36 puntos a 0.

Tigers y Lobas de Tlaxcala, Amazonas de la BUAP, Black Widows y 2 de Octubre de Puebla, fueron los equipos rivales que tuvieron que sopesar las Aztecas en un torneo complicado que comenzó desde febrero y cuyos encuentros culminaron con marcadores cerrados pero siempre a favor de la UDLAP. “El partido más complicado fue contra Lobas, en la primera parte ninguno de los equipos marcó puntos y fue hasta la segunda mitad cuando anotamos; luego ellas y nosotros otra vez, fue muy parejo pero ganamos por diferencia de 5 puntos”, explicó Susana Ibarra, presidenta del club Azteca.

11 partidos invictas en total pusieron a las Aztecas de tocho bandera en la final del torneo ante Tigers de Tlaxcala, ahí la motivación y entusiasmo fueron determinantes para que en las dos primeras jugadas ofensivas anotara la UDLAP, representando un choque anímico para sus contrincantes quienes no pudieron levantarse de esos tremendos golpes y fueron victimizadas por marcador de 36 puntos a 0. “Este partido no fue tan difícil, hubo partidos más complicados que los marcadores más cerrados. Pero fue increíble porque fue la primer final a la que llegó con este equipo”, expresó Erika Salazar, linebacker Azteca que estudia Diseño de Información Visual en la UDLAP.

La organización estudiantil Azteca de Tocho bandera cuenta con más de 6 años de existencia, regularmente juegan torneos de 5 contra 5 y actualmente participan en el campeonato disputado en Puebla, teniendo una racha favorable de 3 partidos ganados por un descalabro. Su plantel es de 20 jugadoras y ésta es la segunda ocasión consecutiva que ganan el torneo nocturno. “Fue una gran experiencia para cada una de nosotras, porque para algunas era la primera final y para otras el primer torneo. Cada quien sacrifica algo para venir a los entrenamientos, se esfuerza y el estar ahí era algo que nos merecíamos”, señaló Susana Ibarra, estudiante de Administración de Empresas de la UDLAP.

Foto boletin 153-2