Power Point es una herramienta básica para todos, sin embargo, a veces la subestimamos por esa misma razón. Para que no la descartes, queremos darte unos tips para que hagas presentaciones con gran impacto y utilizando sólo este programa.

Primero, escoge la información. La calidad, cantidad y orden de la información es de lo más importante. Procura que sea breve, clara y corresponda a un orden lógico y comprensible. No definas el contenido en base al diseño, sino al contrario.

Te sugerimos que prepares un bosquejo, una línea de trabajo que seguir, en donde prepares la estructura de tu información en base al objetivo de tu presentación, qué tanto sabe tu audiencia sobre el tema y qué te gustaría que supieran al final de tu presentación.

El color es muy importante. Escoger la gama de colores que pondrás en tu presentación es el primer paso, uno que no siempre se nos facilita. Puedes usar Kuler, una herramienta de fácil empleo que te dará combinaciones de colores que se verán muy bien juntos.

kuler2

¿Pero cómo usar estos colores? Fácil, Toma una captura de pantalla de los colores que Kuler te proporcionó, pégala en una hoja en blanco de Power Point y selecciona la herramienta “Eyedropper” en «Home».

Adicionalmente, te recomendamos que los colores de tu paleta sean contrastantes, especialmente entre el fondo y la fuente de cada diapositiva. Asegúrate de que los colores que escogiste sigan mostrando contraste aún cuando proyectes las diapositivas, pues en la proyección esa cualidad puede perderse. Te recomendamos que uses la siguiente herramienta para medir el contraste de tus colores, recuerda que Kuler te brinda los datos necesarios para utilizarla: http://www.thinkoutsidetheslide.com/color-contrast-calculator/

Combina correctamente la fuente. Esto también puede ser complicado, trata de no tomar mucho tiempo revisando cada fuente porque además hay un truco para saber combinar fuentes y hacer que se vean bien. Intenta escoger letras que contrasten pero que sean de la misma familia (por ejemplo Arial Narrow y Arial rounded bold), así tus diapositivas serán llamativas de forma elegante.

fuente

Combina tamaños y colores con tus fuentes, separando títulos, subtítulos, etc.; pero no exageres. Se recomienda que el tamaño de la fuente se encuentre entre 24 y 44 puntos (para que pueda leerse) y procura no tener más de tres tipos distintos de fuente, esto hará memorable tu presentación.

Recuerda que los colores claros y llamativos ayudarán a fijar la concentración de tu audiencia, quien retendrá con mayor facilidad lo que le expones.

No uses imagen de fondo para tu diapositiva, el texto podría perderse. Si deseas hacerlo y si consideras que se ve bien, te recomendamos que pongas la imagen en marca de agua o en “Overlay”, así las letras se notarán mejor.

overlay udlap

Al agregar diapositivas te recomendamos que cada diapositiva que agregues tenga contenido gráfico, por ejemplo la mitad de la diapositiva con un par de frases y la otra mitad con una imagen; se verá elegante y atractivo, intenta cambiar de lugar el texto y las gráficas entre diapositivas para que tu presentación no sea tan lineal.

Añade recursos explicativos. Como gráficos y tablas, procura que sean grandes, sólidas, claras y concisas, sin muchas letras. Se ha comprobado que las imágenes atraen mejor la atención del público, por lo que usar imágenes y gráficas en las diapositivas es mejor que textos extensos.

recursos udlap

Utiliza numerosos recursos gráficos que te evoquen la idea de lo que mencionarás en tu presentación, agrega imágenes o videos que sean impactantes, esto hará tu exposición más interesante. Pero recuerda, siempre con medida.

Incluye un par de diapositivas al final. Esto con el fin de que al terminar tu presentación no se muestre la pantalla negra o el programa regrese al principio.

Haz una o dos copias de la diapositiva final en caso de que accidentalmente te adelantes en tu presentación, o incluye preguntas, agradecimientos o sólo hojas en blanco.

Muévete a cualquier diapositiva. En este caso es necesario que te aprendas el número de cada diapositiva y que las numeres a todas. Para hacer esto, ve a Insertar>Texto>Número de diapositiva, así podrás dirigirte a una en particular con tan sólo oprimir la tecla con su número.

Evita poner efectos de movimientos a los gráficos, imagen o texto, pues puede perderse la concentración de tu audiencia, basta con una transición sencilla en donde aparezca el texto desde el principio. Igualmente, no dejes que el cursor se vea durante tu preparación, presiona Ctrl+H cuando comiences y si el cursor aparece, no presiones Esc, presiona A o la misma Ctrl+H.

Limita tus datos personales, incluso el logo, a la diapositiva inicial y final; evita poner pies o encabezados de página en cada diapositiva, pues quitas espacio para información valiosa además de saturar la imagen.

artedenoenfermarse

*Un tip. Si necesitas que la audiencia se concentre en ti y no las diapositivas, presiona la tecla de punto (.) para poner la pantalla en blanco. Igualmente, si quieres dibujar o escribir algo en la pantalla para hacer tu presentación más dinámica, presiona Ctrl+P, aparecerá una pluma en la pantalla que te permitirá escribir en la diapositiva con el botón izquierdo de tu mouse. SI deseas borrar lo que escribiste, presiona la tecla E, y si deseas esconder la pluma, presiona A o Ctrl+H.

Resume. Al finalizar tu presentación, resúmela. Aunque creas que ya es lo más breve que puede llegar a ser, aún es posible reducirla y esto ayudará a capturar la atención de tu público. Recuerda que las diapositivas son recursos auxiliares, no deben tener el acordeón de tu exposición ni toda la ley o teoría que expondrás, limítate a un punto clave por diapositiva.

Usa estos consejos la próxima vez que hagas una presentación, verás que mejorará mucho; cuéntanos cómo te fue. Nos leemos el siguiente Jueves de Tecnología.