Por Dr. Luis F. Luna Reyes,

Académico de la de la Escuela de Negocios y Economía de la UDLAP

El Congreso Mundial del Móvil, o #WMC, como se le ha venido etiquetando en las principales redes sociales, ha estado como siempre lleno de anuncios de los principales fabricantes de dispositivos móviles. Uno de los anuncios que más ha llamado mi atención es la liberación de un teléfono inteligente con el sistema operativo FireFox que tendrá un costo de $ 25 dólares. Un teléfono de este costo tiene una posibilidad muy alta de penetrar de forma agresiva en mercados emergentes como el mexicano y los de otros países similares al nuestro. Definitivamente este movimiento y la potencial penetración de teléfonos inteligentes en el mercado trae consigo muchas oportunidades de negocio y de creación de valor a través del desarrollo de aplicaciones. No obstante, el día de hoy quisiera comentar un poco sobre las implicaciones que este fenómeno ya está teniendo sobre el mercado de dispositivos electrónicos.

El éxito de los teléfonos inteligentes ha venido eliminando del mercado otros dispositivos cuyas funcionalidades han sido absorbidas por estos nuevos dispositivos, incluyendo no sólo funcionalidades de entretenimiento, sino también funcionalidades más pragmáticas e incluso financieras.

Quizás el mejor ejemplo de estos dispositivos son las cámaras fotográficas y las cámaras de video. ¿Cuánto tiempo tiene que usaste por última vez uno de estos dispositivos? Con la nueva generación de teléfonos con cámara incluida se vuelve mucho más fácil utilizar este dispositivo que tu vieja (o nueva) cámara fotográfica. Más aún, muchos de los dispositivos te permiten compartir tu fotografía de forma casi inmediata a costos razonables a través de las redes sociales. Otro dispositivo que cada vez se utilizará menos es el reloj de pulsera, que está siendo poco a poco sustituido también por los relojes integrados en los teléfonos celulares. Probablemente este dispositivo tarde mucho más en ser completamente sustituido por el teléfono inteligente, ya que los relojes son por supuesto un accesorio de moda para muchos usuarios, y no sólo cumple con la utilidad de “dar la hora”. Más aún, los reproductores de música también corren peligro, ya que los nuevos teléfonos cuentan con esta funcionalidad, y cada vez habrá menos personas que compren y usen estos dispositivos.

smartphones udlapEn áreas más prácticas, los teléfonos fijos están también siendo amenazados por los dispositivos móviles. El número de líneas fijas ha venido reduciéndose de forma consistente en nuestro país (y en muchos otros), mientras que los teléfonos móviles han venido incrementándose también de forma consistente. ¿Cuántas personas conoces que sólo tienen un teléfono celular? Finalmente, muchas personas creen que los teléfonos inteligentes también sustituirán paulatinamente a las tarjetas de crédito, colaborando de forma importante al proceso de bancarización en toda economía. Aunque esta aplicación es más controversial que otras, en México ya podemos transferir dinero directamente en forma de tiempo aire entre teléfonos móviles, y ayudado de un cajero automático, es también posible compartir dinero con otras personas a través de un código enviado a su teléfono.

Finalmente, quiero terminar esta breve columna comentando que en el mundo de la tecnología los reinados son muy breves, y así como hoy podemos decir que viva el reinado del teléfono inteligente, probablemente en un par de años (o menos) debamos proclamar a los lentes inteligentes como los nuevos reyes del mundo de la movilidad. Hasta la próxima.