coloquio ingenieria mexico udlap (2)

  • “Los jóvenes aprenden un 10 por ciento de lo que leen, un 20 por ciento de lo que escuchan, un 50 por ciento de lo que ven y escuchan; un 70 por ciento al hablar y discutir; y de 80 a un 95 por ciento al utilizar lo aprendido en demostrarlo y practicarlo”, Vázquez Zentella.

Con el objetivo de apoyar en el mejoramiento de la calidad y pertinencia de la formación de ingenieros en México, la Academia de Ingeniería realizó en la Universidad de las Américas Puebla el Coloquio de Empleadores y Formadores de Ingenieros, en el que se propone identificar líneas de acción para los próximos años.

Durante la inauguración del coloquio, la Dra. Cecilia Anaya Berríos, vicerrectora académica de la UDLAP dio la bienvenida a los participantes al Coloquio de Empleadores y Formadores de Ingenieros. “La Universidad de las Américas Puebla les da las gracias por seleccionar a la institución como sede de este  coloquio, confío que las instalaciones favorezcan el quehacer que los ocupará y estoy segura que este evento brindará frutos para el bien de la ingeniería mexicana”.

Por su parte, el Dr. José Francisco Albarrán Núñez, secretario de la Academia de Ingeniería, destacó que “durante el Coloquio de Empleadores y Formadores de Ingenieros se busca salir con acciones específicas que favorezcan el desarrollo de los ingenieros de México”.

Para dar inicio a los trabajos del Coloquio, se presentó una ponencia magistral a cargo de la Mtra. Verónica Vázquez Zentella, docente, investigadora y autora de diversos artículos y libros de texto académicos, quien dio un panorama general del sistema educativo que actualmente se está utilizando en México. “El sistema educativo actual fue creado en la época de la Revolución Industrial para capacitar a los obreros y capataces. En estos momentos esos objetivos ya han cambiado, el mundo es otro, los hombres son otros y los alumnos son otros; sin embrago, el sistema permanece igual, la forma en la que enseñamos es casi idéntica a como fue creado este sistema hace años”.

coloquio ingenieria mexico udlap (1)

Asimismo durante su ponencia, la Mtra. Vázquez Zentella dio a conocer cifras que demuestran la importancia de la enseñanza teniendo como base la práctica. “Los jóvenes aprenden un 10 por ciento de lo que leen, un 20 por ciento de lo que escuchan, un 50 por ciento de lo que ven y escuchan; un 70 por ciento al hablar, discutir, relatar, debatir, definir; y de un 80 a un 95 por ciento al expresarse, comunicarse, utilizar lo aprendido, demostrarlo y practicarlo”.

Finalmente, habló sobre diferentes modelos de aprendizaje e hizo un comparativo entre el modelo Tradicional y el modelo Constructivista. “En el modelo Tradicional el conocimiento se da en repetición, mientras que en el Constructivista es dinámico e inacabable; la figura del maestro en el modelo Tradicional es una figura central como emisor del conocimiento, mientras que en el otro modelo es una figura de apoyo y moderador de actividades. En el modelo Tradicional el alumno es sólo receptor del conocimiento y en el Constructivista debe llegar con conocimientos previos. En cuanto a la metodología, en el tradicional es expositiva y unidireccional de trabajo individual, mientras que en el modelo Constructivista es interactiva, colaborativa y el trabajo es en grupo”.

Cabe destacar que el Coloquio sobre Formación de Ingenieros en México fue un espacio en el que formadores y empleadores de ingenieros trabajaron en conjunto para plantear acciones enfocadas a mejorar la calidad de los ingenieros mexicanos. Durante el día se llevaron a cabo mesas de trabajo en donde los participantes formaron  grupos compuestos de formadores y empleadores, quienes bajo la conducción de expertos facilitadores analizaron uno a uno los siguientes temas: La formación inicial durante los primeros semestres de la carrera, el uso de técnicas de aprendizaje basado en proyectos, y el uso de estancias en la industria como parte del desarrollo curricular.

Las acciones resultantes de este coloquio serán material de trabajo para un grupo de miembros de la Academia de Ingeniería, quienes serán los encargados de elaborar un reporte final del Coloquio, el cual será presentado a la comunidad de ingenieros de México.