Dra. Laura Helena Porras Hernández

Jefe del Departamento de Ciencias de la Educación de la UDLAP

CARLOSEste 8 de noviembre, México perdió a uno de los hombres más valiosos para la consolidación de la investigación educativa en nuestro país: el Dr. Carlos Muñoz Izquierdo.

El Dr. Muñoz Izquierdo se caracterizó por ser un investigador con alto rigor académico y a la vez con una sorprendente sencillez y dulce disposición a orientar a jóvenes investigadores, así como a apoyar las actividades educativas de diversas instituciones.

En la Universidad de las Américas Puebla, fue ponente magistral en varios congresos organizados por el Departamento de Ciencias de la Educación. Fue en uno de ellos en los años 80’s donde, aún siendo estudiante, tuve la oportunidad de conocerlo y entrar en contacto con sus investigaciones.  Posteriormente, en la segunda mitad de los años 90’s, participó como Consejero del Departamento de  Ciencias de la Educación, ofreciendo sus valiosas opiniones para fortalecer nuestro quehacer. En las últimas dos  décadas tuvo la generosidad de retroalimentar el trabajo interinstitucional de los estados del conocimiento sobre la investigación educativa, que coordina el Consejo Mexicano de Investigación Educativa.

Su vida y obra pueden consultarse en varias fuentes, una de las más ágiles es la entrevista realizada en 2013 por Aurora Loyo y Cristián Solórzano, publicada en la Revista Mexicana de Investigación Educativa, disponible en línea. En ella, el Dr. Muñoz Izquierdo, a más de de narrar su trayectoria, presenta su visión respecto a la relación entre investigación y toma de decisiones sobre políticas educativas.

El legado e influencia del Dr. Muñoz Izquierdo en jóvenes y no tan jóvenes investigadores educativos es innegable. A partir de las pocas veces que pude interactuar con él, puedo decir que me dejó el sólido ejemplo de un académico de alto nivel, comprometido con la educación, el de un hombre de espíritu íntegro, y el de un educador que, con dulzura y generosidad, brindó apoyo y orientación desinteresada. Las aportaciones de su pensamiento se documenta en sus obras, pero las más valiosas se encuentran en los corazones de quienes tuvimos la fortuna de conocerle.

El Departamento de Ciencias de la Educación de la Universidad de las Américas Puebla lo recuerda con cariño y respeto, y se esforzará por mantener vivas sus enseñanzas.