¿Has escuchado hablar del término “cyberbullying”? Con el apogeo de la tecnología, los beneficios que podemos obtener en mejora y atajos en nuestras actividades cotidianas son muchos, sin embargo, como en todos los casos, depende de las intenciones con que utilices esta tecnología.

En los Jueves de Tecnología creemos en facilitarte tu vida académica presentándote algunas herramientas o tips para usar la tecnología a tu favor, pero también existen algunas personas por ahí que no compartan esta creencia.

Puede parecer que a estas alturas de la vida, cuando hemos dejado atrás la preparatoria y somos adultos en la universidad, muchos viviendo solos, asumiendo la responsabilidad de hacer las cosas por uno mismo, el acoso, maltrato y humillaciones por parte de nuestros semejantes no debe darse; sin embargo, desafortunadamente, el bullying y cyberbullying está presente en todas las edades.

ciber 2

Hemos preparado los puntos básicos del cyberbullying para que puedas reconocerlo y utilizar la tecnología para neutralizarlo. Recuerda que realizar o solapar este tipo de conductas es una decisión personal y dependerá de cada uno de nosotros.

Existen distintos tipos de acoso en Internet; éstos podrían incluir:

● Enviarle a la víctima mensajes electrónicos o de texto instantáneo amenazantes o humillantes.

● Usar el nombre de la víctima como autor de otros mensajes electrónicos acosantes.

● Enviarle a la víctima el mismo mensaje humillante vía mensaje de texto cientos de veces.

● Enviar fotos o videos con amenazas de muerte o daño.

● Enviar fotos comprometedoras de la víctima.

● Acusar (falsamente) a la víctima con los servicios de internet de estar enviando mensajes acosantes.

● Enviar mensajes a otros con información falsa o difamatoria sobre la víctima.

¿Te ha pasado esto? Esperamos que no.

Una manera simple de evitarlo es que no respondas a estos mensajes y guardes la evidencia (toma una foto o video de esta actividad) para que rompas con el ciclo de violencia y también puedas defenderte en caso de ser necesario.

Además, por si es necesario reportarlo, hablará bien de ti que muestres que has intentado detener este ciclo de acoso.

Recuerda, usa la tecnología a tu favor; lo bueno de este tipo de acoso es que puedes tomar foto, guardarlo o mostrárselo a alguien más y, usualmente, puedes indagar de quién provienen los mensajes.

Lo mejor es bloquearlo. No tiene caso leer y pensar constantemente en lo que estas personas publican en nuestras redes, nos mandan por mensaje privado o de texto. Bloquea a este usuario y si te es posible, repórtalo con la plataforma del medio social. La mayoría de los medios sociales te da estas opciones.

Actúa no actuando. Si eres testigo de alguien más atacando a otra persona en medios sociales, no le des like, favorito, share, o comentes positivamente sobre este tipo de publicaciones. Lo mejor es ignorarlas, bloquearlas y reportarlas, así el cyberbully no logrará el impacto que busca y es probable que se detenga.

Haz caso de todas las medidas de seguridad. En ocasiones, los cyberbullies pueden llegar a acciones tan extremas como intentar hackear tu computadora y controlarla virtualmente.

Para evitar esto, te recomendamos siempre acceder a tus cuentas de redes sociales, correo electrónico y otras, desde conexiones de internet seguras. Si tienes plan de datos para tus dispositivos, utiliza esta red, pues es más segura que las públicas.

Igualmente, te recomendamos actualizar tus dispositivos a la versión de su sistema operativo más reciente al igual que contar con antivirus, antimalware y antispyware debidamente instalados y constantemente actualizados.

Cambia tus contraseñas periódicamente y recuerda establecer distintas contraseñas para distintas cuentas con un alto nivel de dificultad, así será más difícil que te hackeen.

Evita el daño antes de que suceda. No compartas fotos, mensajes, u otro tipo de información personal que pueda ser utilizado en tu contra con personas en las que no confías. Si tienes muchos conocidos en tus redes sociales que no son de tu entera confianza, es mejor excluir a estas personas de tus actualizaciones diarias. Utiliza las configuraciones de seguridad de tus cuentas de redes sociales y recuerda no dar datos personales o financieros al momento de registrarte en sitios o redes inseguras.

Más vale prevenir. Si temes que tus cuentas hayan sido hackeadas o controladas es mejor eliminarlas y crear unas nuevas (esta vez con las medidas de precaución necesarias); puede ser tedioso, injusto y tardado, pues tu vida prácticamente se encuentra en la red, sin embargo a veces es lo mejor.

Sé digital. Recuerda que las reglas del mundo real no son iguales a las del mundo digital, documéntate sobre cómo funcionan correctamente estos espacios y utiliza este conocimiento para tu beneficio.

Cuida tu dirección de e-mail. El correo electrónico es la base de tus redes sociales, es probable que tengas tu cuenta de Facebook, twitter, Instagram y todas las demás ligadas a este correo (con el que te registraste). Evita compartir esta dirección cuando no sea estrictamente necesario y cuida que sus contraseñas sean seguras y sus opciones de seguridad y spam estén activadas.

¿Qué te parecieron estos consejos? Recuerda que, si la situación llega a ser demasiado, siempre es bueno consultar con un experto y contárselo a quien más confianza le tengas para recibir apoyo externo.

¿Tienes otros tips para prevenir el cyberbullying? Compártelos con nosotros para que juntos hagamos de tu vida universitaria una más cómoda con la ayuda de la tecnología. ¡Cuídate MUCHO!