Juan Pablo López Pendás, estudiante del MBA de la UDLAP, presenta esta contribución al Blog de la UDLAP como parte de la materia Reforma Energética en México: Retos y Oportunidades de Inversión (Temas Selectos Avanzados) impartida por el Dr. Adrián Duhalt.  La opinión aquí expresada es personal.

La Reforma Energética ha sido un tema muy discutido, controversial y sobre todo trascendental ya que es un parte aguas en la historia de México. Se espera sea el punto de inflexión para nuestro sector energético. Esta importante reforma tiene como uno de sus objetivos que distintos usuarios tengan acceso a energéticos a precios competitivos y se maximicen los ingresos derivados de dichas actividades.

La apertura que se dará en este sector busca apoyar la inversión tanto en actividades de exploración, extracción y transformación de hidrocarburos, en la industria petroquímica, en el transporte y almacenamiento de hidrocarburos y derivados, así como en la industria eléctrica.

Con esta reforma se establece un sector totalmente diferente a lo que tradicionalmente hemos conocido los mexicanos y por consecuencia se presentan nuevas oportunidades y retos para PEMEX, CFE y jugadores privados. Un ejemplo de lo anterior es la infraestructura energética, la cual es insuficiente y parte de ella obsoleta. Para subsanar este atraso se requiere un alto nivel de inversión y es ahí donde cobra gran relevancia una de las compañías mas importantes que hay en el país en este rubro, Infraestructura Energética Nova (IEnova), la cual considero es una de las empresas mejor posicionadas para aprovechar las oportunidades que presenta la reforma.

IEnova es encabezada por Carlos Ruiz Sacristán y es filial de la empresa estadunidense Sempra, quien posee el 81% de las acciones y el resto pertenece al público inversor mexicano. IEnova se dedica a la construcción de infraestructura energética, principalmente gasoductos, además de transportar y almacenar gases y otros líquidos.

Esta empresa cuenta ya con importantes proyectos en construcción como el gasoducto Sonora o Los Ramones. Así, no podemos minimizar el potencial de la firma ante la presentación de plan quinquenal de expansión del sistema de transporte y almacenamiento nacional de gas natural, el cual busca licitar 13 proyectos para sumar un total de cinco mil 150 kilómetros de gasoductos. Es claro que el volumen de negocios al cual puede aspirar IEnova es considerable, y actualmente se posiciona como una de las favoritas para ganar varias de las nuevas licitaciones que se irán generando en los años por venir.

Ruiz Sacristán comenta que donde ven mucho potencial de crecimiento e inversión es en la construcción de nuevos ductos, pero no sólo para transportar gas, sino para otro tipos de líquidos. Pero la visión del líder de IEnova no acaba ahí, ya que también busca aprovechar los cambios introducidos en la industria eléctrica, donde ya se va a poder vender energía directamente a los grandes usuarios. Para conseguir este objetivo, Ruiz Sacristán ya ha dado el primer paso al hacer importantes inversiones en parques eólicos como el “Energía Sierra Juárez”.

Sin embargo, existen varios retos que la compañía debe sortear, como la creciente competencia en las licitaciones donde cada vez nuevos competidores internacionales llegan al país en busca de oportunidades. También otro reto es el controlar los flujos de efectivo y buscar estrategias de financiamiento para sus proyectos, donde la nueva figura de Fibra E puede ser una atractiva opción.

Existen muchos retos para la empresa como también amenazas, pero las oportunidades serán muchas y la empresa que encabeza Ruiz Sacristán es de las más fuertes y mejor posicionadas para explotarlas. De aquí a que termine el presente sexenio, que no nos sorprenda si el nombre de IEnova se vuelve más común dentro del sector energético.

Descarga el PDF aquí.