Cuando comienza a sentirse un ambiente preelectoral es adecuado reflexionar que el reto principal de la participación ciudadana es el de involucrar a los jóvenes en las elecciones, ya que su voto es decisivo en el resultado final. Esta argumentación la realizo en base a los cohortes de edad con mayor representación en el Listado Nominal de Electores, que para el caso de Puebla es de 4´696, 356 ciudadanos, en donde el 33% oscila entre 18 y 35 años de edad. Como podemos darnos cuenta la población en estos rangos de edad es muy importante para los resultados de las votaciones.

Es relevante recalcar que en las Elecciones de 2013, en Puebla la participación de jóvenes como funcionarios de mesas directivas de casilla, que son ni más ni menos que los ciudadanos que instalan las casillas, vigilan el proceso de votación y cuentan los votos fue extraordinaria, ya que de las 6919 casillas aprobadas para instalarse en todo el territorio poblano, se instalaron 6912 que es el 99.89%. El procedimiento de capacitación fue muy complejo, ya que primero se lleva a cabo el procedimiento de insaculación que es un sorteo de ciudadanos inscritos en el Padrón Electoral, en dónde se capacitó en una primera ronda a más de 200,000 ciudadanos, en una segunda etapa de capacitación se requería a 48,433 ciudadanos, los cuales se capacitaron al 100% por aproximadamente 1500 funcionarios de capacitación electoral. El programa de capacitación electoral es un diseño pedagógico muy ambicioso que implica que en poco tiempo los ciudadanos tienen que tener las competencias necesarias para realizar con éxito su función en un ambiente de tensión política.

En el estadístico por género y edad de los Funcionarios de las Mesas Directivas de Casilla, que se integraron, por un Presidente, un Secretario y 2 Escrutadores como propietarios, así como 3 suplentes generales, es muy relevante la participación de los jóvenes en los 26 Distritos Electorales que integran el Estado de Puebla. En el rango de edad de 18 a 25 años se capacitaron a 14, 750, siendo del total el 31%, en el rango de 26 a 35 años fueron capacitados 12, 221 ciudadanos, cuyo porcentaje es el 25%, si sumamos los porcentajes tenemos el 56% de jóvenes entre 18 y 35 años. La mayor participación de los jóvenes capacitados de 18 a 25 años fue en el Distrito de Tehuacán Norte con el 36% y la menor fue de 26% en el Distrito 13 de Puebla de Zaragoza.

Los datos estadísticos presentados de las elecciones 2013, nos muestran como la participación de la población joven cada vez es mayor y esto es un reflejo de que el proceso educativo como formación de ciudadanos conscientes, participativos y críticos está mostrando resultados, aunque también nos hace reflexionar que el trabajo con los jóvenes es crucial para consolidar las decisiones democráticas y el fortalecimiento de la participación ciudadana como un motor de desarrollo de nuestro Estado y nuestro País.

Dra. Olga Lazcano Ponce, profesor del departamento de Ciencias de la Educación