La Tribu Verde hizo una inteligente rotación de jugadores y terminó ganando 52 puntos a 20 a los Borregos Guadalajara, demostrando que si se lo propone puede ser implacable en el ataque y su compromiso por acabar invictos la temporada regular de la Conferencia Premier de la CONADEIP.

Así las acciones: en el primer avance ofensivo de los Aztecas, minuto ‪13:20‬, Diego Ruiz le lanzó un pase a Ernesto Araujo para obtener la anotación inicial (7-0). 10 minutos después, Juan Pablo Garavito encontró el espacio entre la defensiva y corrió hasta las diagonales para aumentar la ventaja (14-0). Ahí las cosas parecían controladas, sin embargo los Borregos respondieron a los ‪11:09‬ minutos del segundo cuarto con una jugada terrestre de Axel Gaxiola (14-7). El gusto duró poco, pues 4 minutos posteriores, nuevamente Garavito halló un hueco por el centro y se escabulló a tierra prometida (21-7) y con menos de tres minutos en el cronómetro, otra vez Araujo anotó en una jugada aérea (28-7).

Regresando de la pausa intermedia, el jefe Diego hizo una jugada personal para dar más puntos a la Tribu (35-7). Los tapatíos acortaron distancias a los ‪2:48‬ minutos por conducto de Félix Rivera (35-14), pero en la siguiente acción, Jean Claude Madin recorrió más de 70 yardas para regresar la patada de despeje (42-14). Todavía en los últimos segundos del tercer cuarto, JC recibió un pase, hizo un quiebre y llegó a tierra prometida para hacer la ventaja más holgada (49-14).

Ya para el periodo final apareció la figura de Arturo Galván, que no conforme ser el encargado de los puntos extras, metió un gol de campo de 49 yardas al minuto ‪6:23‬ que hizo vibrar a los asistentes de emoción, pues el ovoide pegó en el poste horizontal y al girar terminó cruzando la Y para dar 3 puntos más a la Ola Verde (52-14). Prácticamente todo acabó con un touchdown de los Borregos (52-20), restando 5 minutos en el marcador, ya que ese tiempo fue sagazmente consumido por los visitantes a través de acarreos de balón.

Tras la victoria consumada, los Aztecas de la UDLAP ampliaron su récord de partidos ganados en México, que data desde la temporada pasada; restándoles solamente un partido de temporada regular, por lo cual esta visita al ITESM Guadalajara bien valió la pena. “Nosotros no vemos ningún partido de compromiso, nos preparamos igual que cada partido y se vio en el resultado. Dimos un excelente juego tanto a la defensiva y a la ofensiva, pero hay errores que trabajar para la siguiente semana”, comentó el linebacker y capitán Diego Torres.