Ante las inclemencias del tiempo en el Templo del Dolor, el partido entre los Aztecas de la UDLAP y los Borregos Toluca se tuvo que suspender por tormenta eléctrica, estando por concluir el tercer cuarto y con la ventaja momentánea para los visitantes 14-10.

Así las acciones: tras pasar varios minutos de intentos de llegar a tierra prometida, Arturo Galván inauguró el marcador con un gol de campo a los 33.1 segundos del primer cuarto (3-0). 64 segundos después, Emilio Fernández hizo válida una jugada por tierra para darle la vuelta al marcador con la patada de punto extra de Enrique Yenny (3-7).

La situación lucía difícil para la Tribu Verde, pero llegó Sebastián Olvera para atrapar un lanzamiento de Alfredo Linares y aguantar dos fuertes tacleos llevando el ovoide a zona de anotación (10-7). A partir de ese momento las cosas siguieron disputadas por parte de ambos equipos, quienes luchaban por avanzar yardas sin poder concretar algo. Hasta que volvió a aparecer Emilio Fernández con un acarreo de pocas yardas para hacer las cosas más emocionantes con 31.9 segundos en el cronometro antes de ir al descanso de medio tiempo (10-14).

Al volver de la pausa intermedia las acciones volvieron a ser igualmente ríspidas, aunque con más aproximaciones de puntos. En una de ellas el tiempo se volvió precipitado, llegando la lluvia y los rayos, a lo cual los árbitros decidieron detener el partido para resguardar la integridad de las personas que se habían dado cita en la Universidad de las Américas Puebla.

Varios minutos después, las autoridades decidieron que el partido se suspendiera. Por lo cual se revisará el reglamento para ver las posibilidades de concluir esta fecha uno de la Conferencia Premier.