Tremendo enfrentamiento en la visita de los Aztecas de la UDLAP a los Borregos México, allá en el Edomex: el marcador cambió constantemente, hubo intercepciones, atrapadas de alarido, capturas al mariscal de campo, bloqueos y la balanza nunca se inclinó por completo para ningún equipo hasta el final, cuando la Tribu Verde apretó el acelerador para llevarse el triunfo por 39 puntos a 24.

10:11 minutos del silbatazo inicial, Aztecas tiene la posición ofensiva, el coach Eric Fisher manda la orden de jugada y Diego Ruiz ejecuta mandando un pase a Eduardo Valle, quien se encontraba por el centro de la tierra prometida para lograr los primeros puntos (7-0). Tras el hecho, la Tribu Verde siguió buscando agrandar la brecha en el marcador, consiguiéndolo al 4:59’ con un envío aéreo hacia Gerardo Retana (14-0). La respuesta de Borregos vino en el segundo cuarto por conducto de Edgar Ulloa, quien sintiendo la presión de la defensa tuvo que lanzarse de cabeza para pasar la línea imaginaria al 10:18’ y luego haciendo una jugada personal al 6:03’ para alcanzar el empate (14-14).

Cuando Aztecas avanzaba por el campo tratando de llegar a las diagonales, Fernando Berman se atravesó en el pase, interceptando el ovoide y llevándolo al final del campo al 4:13’ del segundo cuarto (14-21). Al volver de la pausa, la Ola Verde se empleó a fondo y a través de su mariscal de campo, Diego Ruiz, igualó la situación al acarrear el balón al 10:37’ (21-21). Las emociones subirían de tono con esta jugada, con el gol de campo de los locales, gracias al pateo de Alfredo Gachuz al 8:30’ (21-24) y con las jugadas en serie que organizó la Tribu, incluyendo una estupenda atrapada de Gerardo Retana, cuya culminación devino en una jugada de poder para que Diego Ruiz atravesara la línea de anotación (27-24) a 34 segundos de terminar el tercer periodo.

El último episodio se podría catalogar como un mar de nervios de todos los actores en el juego, por Borregos tratando de sumar unidades, por la Muralla Verde impidiendo el avance enemigo e interceptando pases, por la tribuna viendo como los Aztecas se llevaban la victoria, luego de meter dos touchdowns con la atrapada de Eduardo Retana al 5:21’ (33-24) y la entrada por la fuerza de Alfredo Linares al 2:11’ (39-24).

Con el tanteador fijado sólo fue cuestión de que el cronómetro marcara cero, para que los Aztecas de la UDLAP se proclamaran triunfadores del duelo y regresarán a casa con otra motivación más para seguir trabajando a fondo. “Fue un partido bravo con un segundo cuarto de terror, pero supimos responder en la segunda mitad. Sabíamos que la primera ofensiva y defensiva iban a ser claves, así que supimos responder con puntos y parando a la defensiva rival”, comentó Diego Ruiz sobre la clave para ganar, además agregó que fue importante el regaño recibido a mitad de juego para que todo funcionara mejor.