México, el viaje y el gótico: Movimientos inquietantes en el cine de horror

DráculaEl género de horror gótico se relaciona con películas situadas en castillos ruinosos y cementerios hechizados con sonidos atemorizadores; pero el horror gótico es mucho más que eso. Bajo este concepto, cualquier película de terror con una puesta en escena adecuada quedaría enmarcada dentro de este rubro. En estos filmes, los decorados recrean una atmósfera insana mediante la yuxtaposición de arquitecturas e iluminaciones. La escenografía siempre está en penumbras, y juega más con impresiones que con certezas, con contornos difuminados que ayudan a crear una sensación de irrealidad y un ambiente malsano.

Hay un interés reciente de las  ficciones góticas (Drácula (1897), de Bram Stoker, Frankenstein (1818), de Mary Shelley) que van más allá de la tradición europea. En general, el gótico o lo que se conocía como romance gótico es inmensamente popular, pero ha tenido una consideración marginal en la crítica. Debido a esto, a partir de los años ochenta  ha habido un movimiento para reconsiderar el valor cultural, estético y social que tienen este tipo de ficciones, las cuales se enfocan en lo sobrenatural y el horror.

Es interesante que se están encontrando elementos góticos fuera de la tradición de Inglaterra y Estados Unidos. Por ejemplo, El aro (1998), dirigida por Hideo Nakata, es una forma del gótico de Japón. Desde los años treinta, existen en México filmes que ya hablan sobre aspectos de horror, como películas sobre La Llorona o El Santo, y recientemente ha tenido un impacto más global con las películas de Guillermo del Toro (El laberinto del Fauno (2006)), y otras películas como Kilometro 31 (2006), dirigida por Rigoberto Castañeda, la cual ofrece una modernización de la leyenda de La Llorona. A pesar de ser filmes de horror, estos ejemplos exploran problemas sobre cuestiones de identidad, crisis sociales a través de una estética gótica.

Por otro lado, las ficciones góticas clásicas contienen viajes que implican situaciones como el partir del hogar hacia el lugar desconocido y es ahí donde suceden acontecimientos de horror. A pesar de que se ha dado a entender que el gótico se enfoca en un espacio cerrado y que este fenómeno sucede en lugares aislados, es necesario destacar que en varias de estas narrativas se tiene que llegar al espacio de terror y horror, lo que genera un elemento de transposición: tanto el personaje como el tema deben llegan al lugar para que la acción se pueda desarrollar.

El Dr. Enrique Ajuria Ibarra está trabajando en un análisis de narrativas góticas y de horror y la presencia de narrativas de

Dr. Enrique Ajuria Ibarra

Dr. Enrique Ajuria Ibarra

viaje dentro de estas ficciones.

Uno de los elementos que está explorando es la presencia o la configuración de México o lo mexicano en este tipo de narrativas. Su enfoque es en cine, a pesar de que se hacen referencias a literatura para hacer entender los procesos y estructuras que se están elaborando en este tipo de narraciones.

El proyecto es elaborar una evaluación critica de la relación entre viaje y el gótico, particularmente encontrado en el cine de horror. La investigación responde a un interés creciente en el fenómeno gótico a nivel mundial (en Japón, Brasil, etc.). Lo que se busca examinar es cómo el gótico se incorpora en las narrativas de fantasía y de horror de México y sobre México, es decir, donde México ocupa un rol espacial o tópico dentro de la narrativa en cuestión. También, este proyecto busca trazar un interés cultural en la ficción de horror que desarrolla la noción de lo monstruoso y la otredad a través de la idea del viaje a tierras extranjeras.

Se busca, pues, explorar este aspecto transposicional del gótico, y cómo el gótico es capaz de cruzar fronteras físicas, geográficas, y culturales, a través de su ejercicio narrativo y estético, , principalmente en el cine de ficción.

El objetivo general es ofrecer un acercamiento crítico a estos dos modos de ficción, que han trabajado de manera muy cercana el tratamiento de lo desconocido en la tierra extranjera.

Por : Dr. Enrique Ajuria Ibarra

Editado por: Mauricio Luna Pérez

Comments are closed.