January Blues

1
flickr:rawlands

¿Qué piensas cuando escuchas la frase “January Blues”? Tal vez creas que se trata del título de una canción, una película, un libro o el nombre de algún actor, sin embargo, este término no se refiere a ninguna de estas cosas. El January Blues es la denominación en inglés de “la cuesta de enero” que describe el malestar emocional de las personas que se encuentran con deudas, bajas económicas, etc., en la época más fría del año y añorando las pasadas celebraciones de diciembre.

Estudios serios han indicado que a veces es imposible evitar sentirse algo triste porque la Navidad terminó; la rutina vuelve al máximo, el clima nos sabotea, no hay buenas películas en cartelera y nuestras finanzas han recibido un serio golpe después de convivios y regalos al por mayor; y a pesar de que se trata de un nuevo año y otra oportunidad de alcanzar nuestros objetivos, nos sentimos desganados, tristes y poco atractivos.

Inclusive, el tercer lunes del mes (este año el 19 de enero, hoy) está concebido como el día más triste del año, puesto que al tomar en cuenta el tiempo entre la elaboración de tus propósitos de Año Nuevo, el clima, gastos decembrinos y días pasados desde Navidad, se determina que es este día cuando más tristes nos sentimos en el año.

Si este es tu caso, te presentamos algunas opciones para que puedas olvidarte del “Blues” y disfrutar al máximo el primer mes del año:

4974073290_536fa10b7a_zMantente activo. La actividad física dinámica es un excelente método para llenarnos de serotonina (el neurotransmisor de la felicidad), oxigenando nuestras células y ayudando a nuestro organismo a relajarse al concentrarnos sólo en el movimiento que hacemos. Puedes bailar, ir en paseo en bicicleta, además, puedes matar dos pájaros de un tiro si uno de tus propósitos de Año Nuevo es “hacer más ejercicio”.

Sal de viaje. Ya sabemos que acabas de regresar de vacaciones y lo que más deseas es estar estudiando en la Uni, pero no nos referimos a que te vayas una semana de viaje a algún lugar remoto, un viaje puede ser tan corto o tan largo como sea necesario e incluye un fin de semana en una localidad cercana y económica que te ayude a levantar el ánimo.

506006207_7ec0cb402f_zSalir de viaje nos hace felices, o al menos eso dicen los expertos, quienes también señalan que tan sólo planear el viaje nos hace liberar endorfinas (una hormona responsable de hacernos sentir bien) y mantiene nuestra mente concentrada en temas más amenos como realizar actividades que amamos mientras estamos de viaje.

No te asustes. Enero es una época de reflexión personal, lo cual es muy bueno para enfocarte a tus metas y mejoramiento personal, pero no te claves, no te asustes demasiado ni empieces a creer que todo en tu vida necesita un cambio. Soluciona lo que necesita resolverse y no te presiones a hacerlo en cuestión de días, tienes tiempo.

4357228667_8f03047bd9_zConcéntrate en algo que necesite de tu atención. Si trabajamos para lograr una meta es más probable que nuestra atención se enfoque en esa actividad y no en otras cosas como cuánto extrañamos diciembre o cuánto quisiéramos que ya no hiciera frío. También puedes concéntrate en estudiar o leer, actividades que también fijan tu atención.

Aprende algo nuevo. Esta es otra de las actividades que ayudan a desviar tu atención de sentimientos de depresión y tristeza; cuando aprendemos algo nuevo necesitamos de gran parte de nuestra concentración para lograrlo: Además, ocupas gran parte del tiempo en practicar esta nueva actividad, y si es algo que te gusta, ¡mucho mejor! La satisfacción que obtendrás de ello.

5913895370_04e7de3293Haz algo que te gusta. Escucha música alegre, mira tu película favorita, o culaquier actividad que te apasione y haga que tu humor mejore.

Consiéntete. Después de estudiar, puedes ponerte ropa calientita y ver una película, serie, o leer un libro con alguna bebida caliente. Puedes buscar temas que sean relajados y divertidos (o lo que más te anime) para ayudar a combatir el frío.

Young man having a haircutHaz cambios. Claro, siempre dentro de tu presupuesto, pero un cambio de estilo o remodelación en tu casa, etc., siempre nos pone de buen humor y nos da en qué enfocarnos.

Come bien. Sabemos que muchas veces deseamos esos kilos de más que adquirimos en las vacaciones durante enero, pero hacer dieta no quiere decir que no te alimentes sanamente. Toma tus tres comidas diarios y uno o dos bocadillos entre estas comidas, moderando tus porciones y reduciendo tu ingesta de azucares, grasas y carbohidratos.

3393683525_0e9a07f6b3_zObseva a la naturaleza. ¡Está comprobado! Imágenes de plantas y animales nos ponen más alegres en la mayoría de los casos. Sal a los jardínes de la Uni u observa videos de cachorros en Internet, te levantará el ánimo.

Socializa. A pesar de que no nos queden ganas de salir a la calle debido al clima, ir con tus amigos a tomar un café, el cine o cualquier otra actividad en grupo, también nos ayuda a alejar nuestros pensamientos del “January blues”, brindándonos compañía y diversión.

7961705128_66733257fb_zAprende de tus errores, pero no te concentres en ellos. El pasado sólo sirve como aprendizaje para el presente y futuro, no para auto-flagelarnos por errores que cometimos. Todo el mundo comete errores, lo importante es superarlos y aprender de ellos.

Absorbe el sol y toma vitamina D. No importa que los días estén nublados, la poca luz natural del día será suficiente para hacerte sentir mejor después de un paseo al aire libre. El sol nos ayuda absorber al vitamina D, que nos ayuda a estar sanos y activos. Para reforzar esto, puedes comer alimentos ricos en esta sustancia como huevo y pescado.

Con estos simples consejos tendrás todo lo necesario para combatir el “January Blues” sin problema. Recuerda que cada momento es importante, incluso si el clima es frío y la Navidad está a un año de volver a celebrarse; así que no te dejes vencer por este síntoma y aprovecha el mes de enero para hacer cualquiera de las actividades que te sugerimos.

Compartir