Este 24 de abril continuamos con el ciclo de nuestros Viernes de Cinexpectativas titulado Otros horizontes: cine antihistórico[1]: un recorrido a través de episodios o personajes poco abordados en la historia y/o en la cinematografía o analizados en estas cintas bajo una mirada distinta. La tercera cinta de este ciclo será Aguirre, la ira de dios.

A propósito de esta película te compartimos la reseña que escribió Kevin Flores, estudiante de Psicología y prestador de Servicio Social de Capilla del Arte. Y recuerda, todas las funciones de Viernes de Cinexpectativas son a las 6:30p.m., con entrada libre. Capilla del Arte es un espacio cultural de la UDLAP que se ubica en la 2 Norte 6, en el Centro de Puebla. Todas nuestras actividades son válidas por puntos PPA.

aguirre

 Lope de Aguirre es” la ira de dios”. Es el individuo que se construye a sí mismo incluso privado de todo vínculo de la necesidad humana. Lope es un personaje romántico e inquietante, que está motivado por su propósito heroico. Es el conquistador que ha logrado conquistar su mente con grandes castillos de su visión.

Algunos de los personajes y de las tramas podrían estar inspiradas en el relato de Gaspar de Carvajalsobre la expedición por el Amazonas, aunque éste no participó en el viaje representado en la película.

El relato de la cinta de Herzog se concentra en el intento de conquistar El Dorado, a lo largo del río Amazonas, en 1559, empresa dirigida por Gonzalo Pizarro. En vez de conquistar este soñado mundo, Aguirre pone el foco en cómo los cuerpos y mentes de sus compañeros son dominados por éste; cómo, mediante esta relación, son transformados; recrea una visión de la locura y la irracionalidad humanas que sirve de contrapunto a la riqueza exuberante pero implacable de la selva amazónica

Con su combinación de historia y aventura, el laureado cineasta Werner Herzog –quien también escribió el guión- logró el reconocimiento de la crítica desde su salida. Rápidamente fue catalogada como película de culto y logró el calificativo de “obra maestra”, figurando en la lista de las cien mejores películas de todos los tiempos elaborada por la revista Time.

La crónica de Díaz y Pedrarias describe a Lope como sigue:

Era este tirano Lope de Aguirre hombre casi de cincuenta años, muy pequeño de cuerpo, y poca persona; mal agestado, la cara pequeña y chupada; los ojos que, si miraba de hito, le estaban bullendo en el casco, especial cuando estaba enojado […] y a este Aguirre le hirieron en una pierna (Vázquez y Almestro 1986: 147-149).


[1] Agradecemos al Dr. Raúl Bringas, académico de la UDLAP, su valiosa colaboración para curar este ciclo así como el préstamo de algunos materiales.