El Cambio Climático y el Agua en la Ciudad de Puebla

Alberto Vargas Hidalgo
Estudiante del Doctorado en Ciencias del Agua
Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental

México se localiza entre el Trópico de Cáncer y el Trópico de Capricornio, y sus costas son bañadas por las corrientes de agua del océano Pacífico y por el océano Atlántico, recibe también los vientos húmedos provenientes de estos océanos. El territorio presenta dos grandes cordilleras montañosas que lo atraviesan de norte a sur, y una tercera con algunos volcanes activos lo atraviesa de oriente a poniente, originando diferentes alturas sobre el nivel del mar, dando origen a diversos relieves, suelos y climas, a su vez estas pendientes, la estratigrafía y la erosión, son elementos que proporcionan las condiciones que favorecen deslaves cuando se presentan precipitaciones intensas. México por su ubicación en el globo terráqueo (ver foto) y por sus características geográficas está expuesto a diferentes fenómenos hidrometeorológicos que lo hacen uno de los países más vulnerables a los efectos del cambio climático[1].

mexico-clima

Foto: www.foroambiental.com.mx

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMCC), en su Artículo 1, define al cambio climático como: Un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables.

Gran parte de la amenaza del cambio climático (CC) radica en la afectación del ciclo hidrológico y los regímenes de lluvias, la intensidad y frecuencia de eventos climatológicos extremos, sequías cada vez más graves a medida que sube la temperatura en el mundo, entre otros fenómenos[2].

Tanto la falta de agua (sequías) como el exceso (inundaciones) tienen graves efectos sobre la población, provocan destrucción de cosechas y de los medios de vida y además, aunque parezca contradictorio, ambas hacen que el agua potable se vuelva muy escasa.

El agua, además de su uso para el consumo humano, se requiere en casi todos los medios de producción desde la metalurgia, la energía nuclear, la producción de textiles, en la fabricación de papel, la hotelería y el turismo. Esta última actividad, junto con la agricultura son las actividades económicas más demandantes de agua, así, el agua es un bien que no tiene sustituto.

Se estima[3] que la temperatura media global aumentará entre 1.8 y 4 grados centígrados para la década de 2090-2099, y se espera que el nivel medio del mar aumente entre 0.18 y 0.59 m.

Para la ciudad de Puebla, la precipitación promedio observada y el cambio respectivo esperado en porcentaje para la misma década bajo el escenario SRES-A2 es: en invierno -15.96 % y en verano de -16.38 %, para el mismo escenario y el mismo periodo, la anomalía promedio de temperatura estimada es de +3.1 a +3.3 grados centígrados. ¿Estos números, como impactará en el desarrollo de la ciudad?

image

Atlas de vulnerabilidad hídrica en México ante el cambio climático. IMTA

Ante la demanda de agua, la práctica común es perforar más pozos profundos sobrexplotando el acuífero, por otro lado, en Puebla no se cuenta con ríos cercanos para construir almacenamientos. Otra práctica común, es hacer transvases de agua de una cuenca a otra, despojándole a la primera del agua y confinándola a un anquilosado crecimiento. Estas soluciones se han manejado sin tomar en cuenta que el agua, como los demás recursos tiene un límite, y la solución no es lineal, es compleja y se requiere la conjunción de varios subsistemas y elementos para encontrar una solución sustentable. Según la ONU la cooperación en la esfera del agua crea beneficios económicos, y es fundamental para preservación de los recursos hídricos, protege el medio ambiente y construye la paz[4].

El Modelo Dinámico Adaptativo para la Gestión Integral del Agua, desarrollado en la UDLAP en el simulador VENSIM y tomando como base los resultados del escenario SRES-A2 nos aproxima a conocer la demanda de agua en la ciudad de Puebla ante los efectos del Cambio Climático, haciendo evidentes los elementos del modelo que son impactados por el cambio climático, y allana los criterios para desarrollar las políticas públicas para la adaptación al cambio climático y mejora la toma de decisiones en el tiempo.

image

Representación del modelo en Vensim

 


[1] Comisión Intersecretarial de Cambio Climático. 2012. Adaptación al Cambio Climático en México: Visión, Elementos y Criterios para la toma de Decisiones. SEMARNAT, INECC.

[2] Atlas de vulnerabilidad hídrica en México ante el cambio climático. Efectos del cambio climático en los recursos hídricos de México. Volumen III. Noviembre 2010. www.imta.gob.mx

[3] Technical Summary, Climate Change 2007: The Physical Science Basis. Contribution of Working Group I to the Fourth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change. Solomon et al.

[4] La Asamblea General de la ONU en su resolución A/RES/65/154 proclamó 2013 Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua que coincide con el 20° aniversario de la proclamación del Día Mundial del Agua.