Para el cierre de nuestro ciclo[1] Cine en movimiento II de nuestros Viernes de Cinexpectativas, Capilla del Arte UDLAP te invita a disfrutar la cinta de Luis Buñuel La ilusión viaja en tranvía este 26 de junio de 2015 a las 6:30 p.m., con entrada libre. A propósito de esta película, te compartimos el texto de Kevin Flores, estudiante de Psicología y prestador de Servicio Social de Capilla del Arte. Recuerda: Capilla del Arte UDLAP se encuentra en la 2 Norte 6, Centro de Puebla.

ilusion-1

Andar  un camino puede ser cansado. De partida a llegada puede parecer un pestañeo en la vida, como si el tiempo se detuviera cuando dejas un lugar y esperara a tu llegada en el poniente. Como si ese lapso entre punto y punto desapareciera o fuera una noche forzada en la que nada pasa más allá de tu ansiedad por llegar; la tristeza de dejar o el miedo de no regresar. Nada es tan simple, eso es cierto. Nos trasportamos un día tras del otro por la misma ruta, en el mismo transporte, hacia el mismo lugar, pero nunca es igual, porque un viaje se hace  con cada persona que ves, con cada pensamiento que te provocan; las interrupciones hacia tu destino, incidentes y tu generosidad que te lleva por otros rumbos. De la casa a tu trabajo siempre viajas con cientos de pensamientos; de la escuela al centro de la ciudad siempre te quedaste con ganas de conocer a alguien sentado a tu lado; del cine hacia tu colonia, por la ventanilla ves algo particular que destaca de entre esas dos semanas de lo mismo; enfado, sonrisas, amontonamiento, son sentires del trasporte público.

En La ilusión viaja en tranvía lo inverosímil irrumpe constantemente en la vida de los personajes, sin que esto conduzca a la alteración definitiva de sus destinos. El trayecto que sigue el tranvía robado por “Caireles” y “Tarrajas” está lleno de incidentes divertidos e insólitos que naturalmente nacen en el contexto mexicano: Buñuel encontró en la comedia el género que le llevo a desplegar su muy particular visión del mundo, en la que el absurdo y la casualidad coexisten con la normalidad cotidiana.

La ilusión viaja en tranvía es una película mexicana de 1953, en la que el director español narra en clave de comedia los diferentes momentos que suceden en un viaje en tranvía por la Ciudad de México.

«Ustedes saben que en los vehículos públicos en México es posible, o lo era en aquella época, encontrar gente que lleva cajones de fruta, o guajolotes vivos, en fin: las cosas más increíbles, y por eso se me ocurrió que en el tranvía viajaran los obreros del Rastro con los cuartos de res, y las viejas beatas con la imagen de un santo” – Luis Buñuel.

ilusion-2


[1] Agradecemos al Dr. Juan Carlos Reyes, académico del departamento de Ciencias de la Comunicación, por su colaboración en la curaduría de ambas partes del ciclo y por el préstamo de materiales.