Morfin H. Ma. Del Carmen y Santiago J. María Evelinda

Alfabetización Socioecológica del Turista en el Destino como proyecto de investigación, es una visión alternativa del turismo y pretende construir algunas estrategias turísticas para Cholula. En primera instancia, la animación turística que se plantea poner en funcionamiento está basada en la primera acción de la Guía para el viajero y turista responsable, emitida por la Organización Mundial del Turismo (OMT), en la cual se invita al turista a que se abra a las culturas y tradiciones. Lo anterior se toma como base para generar la animación turística denominada «Taller del Mole Poblano» para ofrecer al turista una experiencia alfabetizadora de la realidad social y ecológica de Cholula y así crear espacios de solidaridad y respeto.

A partir de lo anterior se utilizaron dos variables que dan sostén a este trabajo: la alfabetización reflexiva y la resiliencia, ambas son concretadas a través de la animación turística, misma que se ha echado a andar en San Andrés Cholula, Puebla, con el título: Mole, una experiencia Cholulteca. La animación está siendo llevada a cabo por un grupo de mujeres llamadas Señoras Cihuame San Andrés A.C., quienes inicialmente se unieron para recobrar su memoria histórica y restaurar el Exconvento dieguino construido en 1557, que en 1673 fue víctima de un proceso político gestado para demolerlo. Sin embargo, aunque una parte importante fue derrumbada, otra quedó intacta hasta el día de hoy. Es a la parte dañada a la que las Señoras Cihuame se han abocado en trabajar. En este sentido, con el interés de generar fondos para su causa, las Señoras Cihuame se unen al proyecto Alfabetización Socioecológica en el Destino, convirtiéndose en las anfitrionas del taller del mole. Esta actividad hace un recorrido por el mercado Cosme del Razo de San Pedro Cholula, mostrando a los visitantes las costumbres y enseñando a apreciar frutas, legumbres y semillas que se salvaguardan en ese recinto, que resiste a la invasión de la globalización. Después de apreciar la vida en el mercado, se inicia el taller del mole en la cocina de doña Cata. Debido a su limitación el taller, está diseñado para diez personas, quienes al final del día se comen su propio mole. Se cree que la actividad turística puede convertirse en un catalizador de reencuentros de la humanidad con su sentido humano; pero su tendencia a ser masivo y basado en la acumulación del capital de los polos turísticos debe cambiar.

Con ese reto, el grupo de investigación y las mujeres de Cihuame inician un diálogo de saberes, para poner en marcha la animación turística, entendida como una mediadora entre la cultura local y la cultura del turista. En este sentido, se convierte en un medio para “la reconstrucción de la identidad cultural de las personas, los pueblos y las organizaciones desde una postura ética y política planetaria, dignificante, democrática y justa, teniendo en cuenta los desafíos que el momento histórico y el proceso civilizatorio actual presentan”. En este sentido, el taller tiene la premisa de sumergir al turista en la elaboración de uno de los platillos que la sociedad Cholulteca utiliza para las ceremonias importantes: bodas, bautizos, sepelios y quince años. Es decir, es una experiencia gastronómica que está inmersa en la raíz de la cultura ancestral.

 

Descarga el PDF aquí.