Discurso de la Inauguración del Espejo Nómada de Beatriz E. Barreda Zamora,
estudiante de cuarto semestre de la Licenciatura en Literatura.

Muchas gracias por la invitación.

El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha no es solo una novela, es una joya, es un espejo, o más bien debería decir un juego de espejos, de perspectivas, una ostentación del lenguaje. Es una confrontación constante entre la razón y la sinrazón, es un mundo que obedece a su propia lógica ilógica. El Quijote también es magia, es un hechizo. Este es precisamente, a mi parecer, el efecto que debe tener la buena literatura. La buena literatura debe ser como un encantamiento. Después de leer un buen libro la realidad se transforma.

Alonso Quijano, también conocido como Don Quijote, El Caballero de la triste figura o El caballero de los Leones es un personaje emblemático.

“y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el cerebro de manera que vino a perder el juicio.” ¿Por qué quién en su sano juicio querría cambiar el mundo? ¿Quién querría proteger a los débiles y menesterosos, desfacer entuertos, molerse a palos con cualquiera que se rehusase a decir que su Dulcinea es la más fermosa dama? Solo un loco.

El Quijote es una novela con muchas capas. Cervantes nos advierte desde el prólogo es solo el padrastro de esta obra, quien la escribió fue Cide Hamete Benengeli. Pero además hay un traductor, pues Cide es moro. De nuevo nos encontramos con este juego de perspectivas, de filtros, de lectores y escritores.

A lo largo de la historia, muy a nuestro pesar, contemplamos desde la distancia como Don Quijote va sufriendo un deterioro, tanto físico como moral. Después de haber luchado contra los molinos de viento, de su enfrentamiento contra un rebaño de ovejas, de haber sido enjaulado y atado de manos y pies haciéndole creer que estaba encantado, de haber sido apedreado, golpeado, humillado, se va dando cuenta (quizá demasiado tarde) que no hay lugar para alguien como él. Por más que El Caballero de la Triste Figura lucha por seguir con su fantasía, el principio de realidad lo golpea cada vez con más fuerza, y ni su vieja armadura ni su baciyelmo son lo suficientemente fuertes como para soportarlo.

espejo-nomada-2016

En la segunda parte, (publicada 10 años después de la primera) El Ingenioso Caballero Don Quijote de la Mancha, continúa en busca de aventuras cabalgando su rocín, metafísico de tan flaco, pero esta vez con una suave resignación.

El recorrido de Alonso Quijano inicia en un lugar de la Mancha cuyo nombre no quiere recordar. ¿Será que no quiere recordar aquél tiempo en que fue tan ingenuo? ¿Será que le duele pensar en aquél viaje que emprendió con tanta ilusión solo para darse cuenta que estaba terriblemente equivocado? ¿Será que quiso quemar las naves del recuerdo? Me alegra no tener en estos momentos una respuesta, pues estoy segura de que es una pregunta que me haré en muchas ocasiones más y que nunca podré responder.

Al inicio de este semestre sabía que el hecho de leer una de las obra más importantes y representativas del español iba a ser un reto, pero nunca me imaginé que iba a enriquecer tanto mi lenguaje, influenciar en mi escritura, y en pocas palabras cambiar mi vida.

Gracias.

espejo-nomada-2016-2