Gran trabajo de Daniela Soto y de Gabriel Vázquez en el Clásico Poblano de baloncesto, donde los Aztecas de la Universidad de las Américas Puebla se adjudicaron una doble victoria en la cancha del Gimnasio Morris Moe Williams. 67 puntos a 57 en el duelo femenil que rompió una racha y 57 a 52 en el compromiso varonil que mantiene la hegemonía verde sobre la roja.

 En el partido que inauguró las hostilidades entre la UDLAP y la UPAEP, fueron las Águilas quienes se adueñaron del balón y con mejor tino fueron yéndose arriba en el marcador. Por el otro lado, las Aztecas luchaban por no despegarse en el puntaje y con más ímpetu que otra cosa fueron cortando la distancia. Así fue la historia durante tres cuartos del encuentro, hasta que faltando 5:44 minutos del último periodo, las Aztecas encontraron la fórmula para darle la vuelta al marcador y con una inspirada Daniela Soto (13 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias) tomaron la ventaja, que no soltaron aguerridamente para terminar ganando 67 puntos a 57. “El trabajo en equipo fue lo que decidió la victoria, un poco de desconcentración en el segundo cuarto, pero supimos cómo arreglarlo”, comentó Ornella Rivera.

Terminando este encuentro fue turno de los varones, quienes no dejaron nada en el vestidor y salieron a la duela dispuestos a dejar el alma. Eso se vio en cada balón disputado en el aire bajo el tablero y la presión ejercida para provocar el error en los tiros de campo; lo cual provocó que en el medio tiempo las cosas fueran 29 puntos a 28 favoreciendo a los de rojo. Tras la pausa intermedia, los Aztecas se vieron mejor y de la mano de Gabriel Vázquez (23 puntos, 8 rebotes, 2 asistencias) revirtieron la mala situación que atravesaban y pusieron en jaque a las Águilas. Pero como un gran equipo, la UPAEP luchó hasta el final volviendo el partido más cardiaco, pues con menos de 40 segundos en el cronometró se acercó a un punto; ante ello los Aztecas tuvieron que pedir un tiempo fuera y con las instrucciones del coach Eric Martin, Manuel Marín convirtió una jugada en 2 puntos que callaba a la tribuna roja y después Edgar Báez se encargó de cerrar la cuenta en 57 a 52, con dos tiros de castigo faltando 1.7 segundos.

De esta forma la UDLAP se adjudicó el doble compromiso del Clásico Poblano de baloncesto, un acto que no hacía desde justo el 7 de octubre de 2015, cuando la Ráfaga Verde alzó la mano en señal de victoria en el Nido del Águila por 78-61 en duelo femenil y 68-53 en varonil. “Fueron partidos muy intensos desde el primer cuarto y hasta el último minuto, afortunadamente pudimos sacarlos. Creo que la defensa nos ayudó en todo momento para estar arriba del rival”, comentó Gabriel Vázquez.

Pero las acciones no terminaron ahí, porque al día siguiente tuvieron dos compromisos más, igualmente en la duela del Gimnasio Morris Moe Williams. Las Aztecas dieron cuenta del ITESM Puebla por marcador de 74 puntos contra 54, mientras que los varones hicieron lo propio con la Interamericana al derrotarlos por 79 a 61. De esta forma cerraron estupendamente la jornada de compromisos fuertes para la Universidad de las Américas Puebla.