El día de hoy iniciamos una nueva sección en el blog de la UDLAP llamado “Por nuestro mundo”, esta sección está dedicada a generar conciencia entre la comunidad universitaria sobre temas de impacto global, medio ambiente y diversas causas que buscan crear un mundo mejor.

Si bien es cierto que México tiene sus propios problemas, no debe ser razón para no involucrarnos en apoyar a la solución de causas como la hambruna que actualmente sufren países africanos como Somalia.

Actualmente existe una crisis alimentaria que va en aumento, con 12 millones de personas que necesitan ayuda. Recientemente la ONU declaró en estado de hambruna a dos regiones de Somalia, Bakool y Baja Shabelle.

Durante 2010, la región experimentó un año con la temporada de lluvias más escasa desde 1950. La situación se ha agravado debido al elevado precio de los cereales a nivel local, una excesiva mortalidad del ganado, los conflictos y el acceso restringido a la ayuda humanitaria en algunas zonas.

Según la ONU, una hambruna se declara técnicamente cuando la tasa de desnutrición aguda entre los niños excede el 30%, más de dos personas por cada 10.000 mueren diariamente y la gente no tiene acceso a alimentos y otros bienes básicos.  Casi 720,000 niños pueden morir si no reciben asistencia humanitaria en el Cuerno de África. En total se estima que hay 2.23 millones de niños con desnutrición aguda en Etiopía, Kenya y Somalia. «Cada vida cuenta y no podemos permitirnos perder más vidas en esta crisis.»

Aquí se enlistan alguna de las formas para aportar dinero para esta causa.

Es de suma importancia que nos unamos y apoyemos a resolver esta grave situación. Se necesitan fondos por 300 millones de dólares para proveer asistencia humanitaria a las millones de personas afectadas, no hay montos mínimos de aportación y cada peso es importante. Tu contribución por pequeña que sea puede ayudar mucho.

Con 3 centavos de USD se puede suministrar a una niña una dosis de vitamina A para reforzar su sistema inmunológico y evitar la ceguera. Con 5 centavos de USD se puede suministrar a un niño suficiente sal yodada para evitar atrofias de su crecimiento físico y mental durante un año. Con 30 centavos de USD se pueden suministrar antibióticos a un niño enfermo de neumonía para salvarlo de la muerte. Con 2 dólares se puede comprar un kit de suplementos nutricionales para un niño gravemente malnutrido. El kit comprende suplementos alimentarios básicos que le permitirán sobrevivir hasta que se le pueda suministrar ayuda alimentaria adecuada.  Con 10 dólares pueden comprarse suficientes galletas de alto contenido proteínico para alimentar a tres niñas que padezcan hambre durante un mes. Con 20 dólares se pueden comprar tabletas para purificar 396 litros de agua que de otra forma provocaría enfermedades. Si quieres saber más de este tema puedes visitar:

Agradecemos a Daniel Pérez Silva (@DanielPS85) por habernos compartido esta información y ser un promotor de esta causa.

Si tienes alguna causa  o propuesta en particular que ayude a crear un mundo mejor y que quieras compartir con la comunidad UDLAP, escríbenos a web2.0@udlap.mx.  Esperamos tu participación.