El fin de año ha llegado; en estas fechas tan especiales, brindamos para agradecer, convivir en familia y reafirmar amistades. La escena de nuestra pieza del mes nos invita a aprovechar las épocas festivas e inmortalizar los momentos compartidos antes de volver a la rutina cotidiana.

Brindis simula un sobre abierto, igual a los que contienen los buenos deseos enviados por nuestros seres queridos. Año con año, algunos conservan la tradición del correo, los sobres se convierten en objetos tangibles que evocan momentos que pueden coleccionarse y disfrutarse después.

José Luis Cuevas realizó esta obra en 1992, imprimiendo la imagen de un evento inusual que le sucedió en Canadá ocho años antes. El artista nos recuerda que el Brindis es un momento de conmemoración en el que lo ordinario puede volverse extraordinario. Es también un buen momento para determinar los nuevos propósitos del año y guardar en un sobre los instantes que anhelamos.

José Luis Cuevas (Ciudad de México, 1934)

Brindis

1992

Aguafuerte

30 x 26 cm

Ubicación: Rectoría