Foto Boletin 284-1

El Coordinador de la Licenciatura en Danza de la Universidad de las Américas Puebla, Ray Schwartz formó parte del Primer Encuentro Internacional de Educación Somática aplicada a la danza organizado por el Departamento de Danza de la Universidad de Chile.

La educación corporal fue la protagonista durante este primer encuentro, en donde la experiencia, teoría y práctica del bailarín contemporáneo reunió también a las artistas Adriana Almeida e Isabelle Ginot quienes realizaron diversos talleres, conferencias y clases prácticas donde utilizaron la somática como medida de acceso al discurso artístico y expresivo de los estudiantes bailarines de la universidad chilena.

La somática es una serie de prácticas que no se concibieron sólo para los bailarines, sino que para todo el mundo. De acuerdo con la bailarina Adriana Almeida, la educación somática es una herramienta que ayuda al ser a crear nuevas maneras de movimientos, formas de investigación y perspectivas corporales en movimiento; que llevado a la práctica el cuerpo logra conectarse con el espíritu, con el ambiente, y con la percepción que posibilita la creación de danza.

Foto Boletin 284-2

El maestro Ray Schwartz es uno de los catedráticos a nivel mundial que ha adoptado la educación somática como parte importante de sus métodos de enseñanza y complemento en la danza para nuevas generaciones de bailarines a través de dos vertientes. Una de ellas es la prevención de lesiones, es decir, como un concepto de función en el cuerpo y la conciencia de su uso: y la otra a través de la investigación del ser y del conocimiento personal con la ayuda de prácticas somáticas concretas como el tacto, imaginación, visualización, movimiento, atención y percepción.

Durante el encuentro, los tres profesores visitantes trabajaron con dos métodos de la educación somática Body Mind Centering y el Método Feldenkrais. El Body Mind Centering comenzó en los años setenta, con la kinesióloga y bailarina Bonnie Bainbridge, realizando terapias para conocer los tipos de movimientos corporales y su relación con el sistema nervioso, endocrino, óseo y la capacidad motora de los individuos. Por su parte, el método Feldenkrais, observa los movimientos que suceden en la práctica de la danza reinterpretando la manera tradicional pedagógica con la interpretación sensorial, analítica y experiencial del bailarín o bailarina.

El catedrático UDLAP es considerado internacionalmente como un artista de movimiento y activista de la danza, quien ha pasado los últimos 30 años comprometido con la idea de desarrollar un entendimiento del cuerpo por medio de la experiencia. Junto con su labor docente, creativa y administrativa en la UDLAP, se mantiene activo en el campo profesional recibiendo invitaciones para compartir su trabajo como coreógrafo y colaborador tanto en México como en los Estados Unidos.