Por: Dr. Juan Carlos Gachúz Maya

Profesor de tiempo completo en el Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencia Política de la UDLAP

chinaChina se ha convertido en uno de los principales socios comerciales de nuestro país y la población China en México representa una de las comunidades de migrantes con mayor crecimiento, de manera reciente el estado de Puebla se ha convertido en uno de los principales destinos de migraciones de origen chino ya sea legal e indocumentada. En este espacio de reflexión queremos compartir los resultados que obtuvimos en una investigación cualitativa realizada en 2013-2014 basada en la aplicación de encuestas que estudia las principales causas y orígenes de los flujos migratorios de China al estado de Puebla en tres distintos niveles de análisis: micro, meso y macro, el análisis tiene la finalidad de establecer posibles tendencias de la migración de China en Puebla en los próximos años.

El análisis estadístico realizado muestra que los patrones y la dinámica de la migración son complejos, variados y no estáticos, es evidente también que  la comunidad China en Puebla presenta características diferentes al de otros grupos de extranjeros en el estado (Alemania, España, Líbano, etc.).

Los habitantes Chinos en el estado de Puebla son una población altamente polarizada en cuanto a origen (predominantemente de la provincia de Guangdong) cuya principal motivación al establecer su residencia en México es económica (hacer negocios, conseguir empleo, etc.)  en la última década la gran mayoría viene al país porque familiares y amigos tienen más de cinco años de residir en México, la mayor parte del grupo de Chinos viviendo en México tiene como meta a mediano y largo plazo ahorrar lo suficiente y tratar de emigrar a otros países (principalmente Estados Unidos y Canadá) aunque algunos deciden quedarse y sus hijos adquieren la nacionalidad mexicana. Los migrantes Chinos en Puebla manifiestan su intención de migrar a otros paises (de alto ingreso pér capita y desarrollo económico)  pero se observa de manera generalizada que la estancia “temporal” se extiende indefinidamente y algunos finalmente deciden radicar de forma permanente en México.

 La tendencia en el crecimiento de flujo de migrantes Chinos al estado de Puebla dependerá en gran medida en las condiciones económicas y de seguridad que ofrece el país y también del mexico-chinacreciente lazo familiar y de amistad que se presenta entre los migrantes Chinos que deciden quedarse a vivir permanentemente en el país: los factores internos  y aquellos que buscan salir de China para buscar oportunidades económicas en otros países. No podemos ignorar, sin embargo, las condiciones internas en China que motivan la migraciòn de ciudanos chinos a otros países, como lo establece el enfoque Histórico-Estructural, los procesos migratorios ocurren como características del sistema cuando estos procesos ayudan a resolver contradicciones sociales internas  y especialmente de clase en cada uno de los países (emisores y receptores), una serie de contradicciones obliga a un grupo de personas a salir de un país así como otro país con otro grupo de contradicciones atrae tales flujos migratorios. Finalmente, mientras la migración “resuelve” algunas contradicciones sociales y de manera paralela agrava o genera otras (Wolff, 2006). Como ya mencionamos, en el caso de China algunos factores como sobrepoblación, saturación del mercado de trabajo, falta de oportunidades de trabajo y falta de libertades civiles son también razones de peso para explicar los flujos migratorios de China a México.

Un análisis detallado de los flujos migratorios de China a Puebla contribuirá a mejorar el entendimiento de este flujo migratorio en transición (sur-sur a norte-sur) y tener una visión más amplia de las razones de este fenómeno transnacional.

El Dr. Gachúz Maya es Maestro y Doctor en Gobierno por la Universidad de Essex, Inglaterra, fue Rajawali Fellow en el Ash Center For Democratic Governance de la Universidad de Harvard. Actualmente se desempeña como profesor de Tiempo completo en el Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencia Política de la Universidad de las Américas, Puebla.