biblioteca franciscana (1)

La Biblioteca Franciscana, bajo resguardo de la Universidad de las Américas Puebla, ubicada en el Convento de San Gabriel de San Pedro Cholula inicia su temporada de otoño ofreciendo a la comunidad poblana la exposición Marcas tipográficas: las huellas de los primeros impresores.

En esta exposición se muestran algunos ejemplos de marcas tipográficas europeas de los siglos XVI y XVII. Estas marcas impresas en la portadas pueden corresponder o bien al  impresor –el dueño del taller tipográfico–, o al librero –lo que actualmente conocemos como editor o comerciante de libros–. En algunos casos el impresor y el librero correspondían a la misma persona.

Durante el recorrido por la exposición, la Bibliotecaria referencista de la Biblioteca Franciscana, Maribel Ravize explicó que antes de la aparición de la imprenta los libros eran realizados por monjes anónimos que copiaban las obras. Con la llegada del libro impreso fue necesaria la intervención de muchos más oficios, para que un libro pudiera salir a la luz en el taller tipográfico trabajaban al menos cinco personas, cada una encargada de una función específica.

“La firma del autor que elaboró físicamente el libro se encuentra en la marca tipográfica. Las primeras datan del siglo XV, al principio su diseño era exclusivamente geométrico. Poco después, los libreros y editores comenzaron a utilizar un emblema en el que se indicaba el  taller y su divisa” señaló la bibliotecaria UDLAP.

biblioteca franciscana (2)

Asimismo, comentó que durante el periodo barroco las marcas tipográficas contenían un complejo simbolismo alegórico que  hoy resulta difícil de interpretar. Muchas marcas tipográficas se inspiraron en las imágenes del  Emblematum liber de Andrea Alciato o a en las elaboradas por Sebastián de Covarrubias en su libro Emblemas morales. “Es común encontrar en las marcas tipográficas imágenes tomadas de las obras de estos autores, pero con adaptaciones para incluir el nombre del impresor, sus iniciales, su lema o una referencia a  las disciplinas que el taller principalmente editaba” agregó Ravize.

En un primer momento, la marca se imprimió al final del último cuaderno del libro impreso –como se acostumbraba en los manuscritos-. Posteriormente se trasladó al inicio de modo que se convirtió en una imagen publicitaria que adornaba el texto e indicaba el origen del libro y proclamaba su calidad.

Al terminar el recorrido los asistentes pueden disfrutar de los murales del siglo XVI que se encuentran en el claustro de San Gabriel, cuyo jardín fue el escenario perfecto donde el equipo representativo de Ópera UDLAP ofreció a los asistentes un emotivo recital durante la inauguración.

La UDLAP a través de la Biblioteca Franciscana los invita a recorrer esta exposición, disfrutar de los hermosos grabados y descubrir  la información que las imágenes contienen. Asimismo la exposición incluye un ciclo de conferencias que inicia con la ponencia “El concepto de marca editorial entre los impresores coloniales: de la evidencia material a las fuentes textuales” impartida por la Dra. Marina Garone, del Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México, el próximo 30 de septiembre a las 18:00 horas con entrada libre. La Galería Franciscana de Arte Sacro se encuentra en la Biblioteca Franciscana y abre sus puertas de lunes a domingo de las 9:00 a las 19:00 horas. Para mayores informes visita www.udlap.mx/eventos. ¡Vive el arte y la cultura en la UDLAP!