Por: Dr. José Luis León Hernández

Profesor Tiempo Completo del departamento de Lenguas

idiomasEn la UDLAP muchos estudiantes llegan con muy buenas habilidades en el idioma inglés: buena fluidez al hablar, buen repertorio léxico, un buen historial en cuanto a calificaciones en esta materia, etc. Pero resulta que cuando llegan al curso Inglés 3, muchos no obtienen las calificaciones que esperaban, y la pregunta que les surge es: “¿por qué? Esto nunca me había pasado.” La respuesta es: en inglés 3 se manejan dos idiomas.

Según Peter Levin, el lenguaje con el que se comunica uno en la universidad es diferente al lenguaje con el que se comunica uno en el mundo real. En el mundo real hablamos de situaciones ordinarias: ir a trabajar, ir a la escuela, manejar el auto, organizar el dinero, resolver problemas, divertirse, etc. En la universidad, en cambio, el lenguaje está lleno de constructos mentales que raramente forman parte de nuestra vida ordinaria: teorías, postulados, críticas, análisis, experimentos, estilos, retóricas, etc. Y si en el mundo real nos comunicamos básicamente mediante el lenguaje oral, el medio de comunicación fundamental en el mundo de la universidad es el texto. Es decir, en la universidad nos comunicamos mediante el lenguaje académico.

Cuando un estudiante de inglés debe confrontar la lectura o escritura de textos con carácter académico, entonces se ve en la necesidad de lidiar con dos tipos de idiomas, el inglés, que de alguna manera ya ha aprendido o está aprendiendo, y el académico, al cual se enfrenta por primera vez cuando ingresa a la universidad. Esto le provoca un shock y termina por pensar que tal vez no era tan bueno en inglés como pensaba; pero no, el hecho es que el lenguaje académico requiere también un estudio, una comprensión y una utilización para poder entenderlo y manejarlo.

La recomendación de Levin para lograr esta comprensión y manejo de este nuevo idioma es primero aprender a leer el lenguaje académico para posteriormente aprender a escribirlo. Existen diferentes estrategias de lectura y escritura de textos académicos. El practicarlas le da al estudiante la posibilidad de tener comunicación adecuada con la gente que habla este mismo idioma; es decir, con colegas, investigadores y, en el caso muy particular de las clases de la universidad, con los profesores.

Inglés 3 de la UDLAP está impregnado de esta esencia universitaria. Su meta es proveer a los estudiantes las habilidades de lectura y escritura formales. Y aunque los textos que se leen en el curso no son del tipo de textos rígidamente académicos, tampoco son los típicos textos coloquiales a los que otros cursos de inglés nos han acostumbrado, y el trabajo de lectura y escritura de estos textos resulta fundamental para poder abordar el lenguaje académico de manera eficiente. Por eso el curso está lleno de estrategias de lectura y escritura pero también de práctica de estas dos habilidades. Y una buena manera de evitar un shock en estos cursos sería estar consciente de que en ellos se utilizan dos idiomas. Uno de éstos ya está casi dominado, pero el otro apenas comenzamos a conocerlo.

Descarga el PDF aquí.