vlog-blog

Para los que no estén familiarizados con el término, se trata de una abreviación de “video blogging”, que a su vez significa “video web log” en inglés; es decir, en términos más entendibles: “hacer un diario personal que es accesible por todo el público en la Web con video”.

Como podrás inferir, el vlog te permite registrar todo sobre tus hobbies, talentos, algún aspecto de tu vida o un tema que te interese o en el que seas experto, utilizando como medio un video que “subirás” a Internet y puedes utilizarlo casi con cualquier fin, especialmente académico y profesional.

Este Jueves de Tecnología queremos darte algunos puntos básicos para convertirte en vlogger y utilizar esta herramienta para complementar y vestir tus C.V., tus trabajos académicos o tu imagen en la red.

Escoge un tema. Deberás pensarlo muy bien. Preferentemente algo en lo que seas experto además de que te apasione, pues será más fácil realizar el trabajo extra que requiere el vlog si tu tema te apasiona. Igualmente, te aconsejamos que sea algo original, ya sea en tema o en la forma de presentación; es mejor si ofreces un tema nuevo, que el público decida consumir porque no hay otro igual.

Considera que deberás actualizar regularmente. Sabemos que no todos se dedican a esto de tiempo completo, pues están en la universidad o tienen otro empleo y otras cosas que hacer, sin embargo, para que tus seguidores no pierdan interés en el contenido de tu vlog, las actualizaciones regulares son necesarias. Dependiendo del tema o el tipo de vlog, podrás evaluar si necesitas actualizar de manera diaria, semanal, quincenal, mensual… Tus vistas, likes, comentarios y otras métricas, te dejarán saber si tu plan de actualización es efectivo.

El tiempo de actualización que ofrezcas a tus seguidores deberá ser el mismo siempre, pues ellos lo esperarán así. Tú, como tus seguidores saben que a veces, los imprevistos suceden; lo entenderán y apreciarán que les avises con anticipación que por algún motivo no podrás actualizar regularmente.

Planea tu contenido. Un vlog es mucho mejor, más rápido y más ágil de actualizar si ya sabes qué es lo que harás para cada actualización. Así, también puedes planear vlogs consecutivos o complementarios que sigan una línea de tiempo y desarrollo coherente. Redundancias, errores y otros problemas también pueden evitarse si tienes un bosquejo de tu contenido por mes o semestre.

Apóyate de todos los recursos posibles. Si conoces de edición de video, sonido o imagen, animación, etc., utiliza esto conocimientos para darle un toque singular al video; esto lo hará verse más profesional, lo que podría permitir que tu público prefiera tus videos sobre otros de temas similares.

Promociónate. Se vale y puede ser la plataforma que te impulse a obtener más seguidores. Puede que tu vlog no despegue inmediatamente, aunque su contenido sea bueno.

Darle promoción a tu vlog en tus redes sociales y entre tus conocidos puede darle una mayor visibilidad a tu canal en un menor tiempo.

Incluso, puedes crear una imagen uniforme en tus redes sociales; un avatar sobre tu canal, un banner, logo, widgets, links… Puedes utilizar todas estas plataformas para interconectar todas tus redes sociales, página web y canal de video blog para obtener más visitas.

Saca provecho. No tiene nada de malo obtener un ingreso extra por hacer algo que amas. Si tu vlog obtiene miles de visitas diarias es un buen indicio de que empresas de publicidad podrían pagarte para anunciarse en tu canal. YouTube es la plataforma más recurrida para este tipo de publicidad, pues gana dinero por dejar que se muestre publicidad en sus videos, y tú puedes obtener una parte de esta ganancia.

Para comenzar a ganar dinero, debes activar la opción de “monetización” en tu canal de YouTube en Gestor de videos>Panel de control>Canal>Estado y funciones, y seguir las instrucciones en la opción “contenido de pago”.  Si eres realmente bueno creando contenido viral, YouTube podría otorgarte el galardón “Botón de Diamante”, para aquellos creadores con más 10 millones de suscriptores.

Pero no desesperes, si te gustaría utilizar una plataforma distinta a YouTube, como Vimeo, Daily Motion, una página, un blog donde cargar tus videos, etc., puedes hacerlo y aun así obtener beneficios. Si tus videos y sitios son muy visitados, Google AdSense puede ayudarte para obtener regalías por publicidad de Google que se redirige desde tu muy visitado sitio.

Mantente a la vanguardia. El entretenimiento gusta y beneficia a muchos, sin embargo, a veces puede ser caprichoso, y lo que se prefería ayer ya no gusta el día de hoy. Para que esto no te pase, te recomendamos mantenerte al día acerca de todo lo que tenga que ver con vlogging, tu tema de vlog, las tendencias del mundo, etc., así, podrás incluir estos temas y conseguir mayor vigencia.

Practica. Con el tiempo te volverás mejor en esto y podrás hacerlo con mayor rapidez e intuición 😉

Se constante y paciente. La perseverancia rinde frutos, especialmente cuando el esfuerzo y el interés no disminuyen. Después de probar distintos públicos y contenidos, verás que podrás encontrar el ideal para ti y para tus objetivos de visibilidad en Internet 😉

No te olvides del público que lo hizo posible. Recuerda que tu audiencia y suscriptores son la razón de tu éxito (además de tu contenido), cuidar de ellos es muy importante. Interactúa con ellos, responde sus preguntas y comentarios, ofréceles algún incentivo extra (como una actualización anticipada, responde sus preguntas, lee sus comentarios, mándales saludos, etc.) para que sepan que aprecias su fidelidad.

¿Te parecieron útiles estos consejos? Déjanos saber tu opinión, y si tienes algún tip, no dejes de compartirlo con la Comunidad en la sección de abajo 😉