La universidad es una etapa de nuestras vidas que nos enseñará gran parte de lo que necesitamos saber para enfrentar la vida profesional. Pero no solamente en términos académicos, las experiencias de vida también son muy importantes, y abundantes, durante esta época.
Ahora que ingresas por primera vez a la universidad, queremos compartir contigo algunas de las experiencias que como universitario te recomendamos aprovechar al máximo:
 Los amigos que hagas en la universidad, probablemente serán como tu familia en un futuro.Especialmente si compartes habitación o casa con ellos. Convivir con gente de tu edad que pasa por las mismas experiencias que tú y que tiene gustos afines puede formar lazos afectivos que durarán por mucho tiempo.

Aprovecha esta etapa para poder conocer a cuanta gente te sea posible y apoyarte en ellos si es necesario

 Aprender de las nuevas experiencias. Con tantas y tan distintas personas que conocerás en la universidad (estudiantes de otros países, otros estados, otras costumbres), el experimentar nuevas actividades, comidas, costumbres, etc. será algo común para ti. Utiliza todas estas nuevas perspectivas para ampliar tu visión del mundo.
• Administrarte como un adulto responsable.Especialmente si no vives en Cholula o una ciudad cercana, vivir por tu cuenta te enseñará a administrar tus gastos y tus ingresos, algo que deberás hacer de ahora en adelante. También cuidar de tus necesidades y estar más consciente de tus responsabilidades, será una experiencia de la que aprenderás más de lo que te imaginas sobre ti mismo. Disfruta y absorbe cada momento.
• La inspiración está a la orden del día. En esta etapa universitaria, las nuevas ideas rondarán tu mente. Abrázalas, anótalas y guárdalas para analizarlas y desarrollarlas en cuanto te sea posible. Nunca sabes qué podría resultar de ello.

Perder el miedo de probar algo nuevo. Sólo ten cuidado de saber cuáles son las consecuencias de cada acción y de no realizar actos ilegales o perjudiciales para tu salud. Abrir tu mente a nuevas experiencias y formas de hacer las cosas no es malo, puede darte nuevas perspectivas y facilitar tus tareas. Asegúrate de que esto será bueno para ti a corto y largo plazo.
• La importancia de organizar tu tiempo. Con tantas clases, nuevas experiencias y amistades, puede que parezca que no hay tiempo para todo. Nuestro consejo es que pongas todo tu esfuerzo en dedicarle tiempo a todo lo que es importante, como tus estudios, tus amigos y familiares, tu salud física y mental. No pierdas la perspectiva, aprende a priorizar.
 Reflexionar y tomar decisiones. Conocerte a ti mismo, como ya habíamos mencionado, es una de las principales enseñanzas de la universidad (directa o indirectamente), por lo que es recomendable que cada día tomes unos minutos para reflexionar sobre lo que has aprendido, las personas que has conocido y cómo lo que has hecho y vivido ese día te ha transformado. Esto te facilitará en gran medida las cosas cuando sea el momento de decidir cómo abordarás tu próxima carrera profesional.
• Cuidar tu salud. Es necesario para tu salud y aunque no lo parezca, tomar aunque sea 20 minutos para comer o ejercitarte sin pensar en nada más, es muy benéfico para tu salud no sólo física, sino mental. Lo mismo aplica para tu horario de sueño; no vale la pena sacrificar horas de sueño si no es absolutamente necesario, pues tu memoria, peso y otros aspectos de tu vida se ven afectado si no obtienes al menos de 7 a 8 horas de sueño diarias.
• Valorar ser tú mismo. Al conocer a nuevas personas y posibilidades, podría ser fácil perdernos entre tantas nuevas personalidades y actividades; no olvides que tú eres único y especial (aunque parezca trillado), y que el criterio de los adultos en la universidad cambia y se adapta lo suficiente como para comprender esto. Ser alguien más no es más interesante ni mejor que ser quien eres. Trabaja únicamente en ser la mejor versión de ti, no en cambiarte.
 Adquirir nuevas habilidades. Si piensas que ahora no tienes tiempo, lamentablemente, a medida en que vamos tomando más responsabilidades, el tiempo libre que tenemos se acorta. No hay mejor momento que ahora para aprender ese baile, idioma o habilidad de la que siempre has tenido curiosidad. Ahora que estás estudiando y que estás acostumbrado a aprender académicamente, a diario, te costará menos trabajo.
¿Crees que nos faltó algo? Como alumno de reingreso a la universidad, puedes compartir tu experiencia con tus compañeros de nuevo ingreso. Sólo déjanos un comentario.
Igualmente, si eres un estudiante de nuevo ingreso a la UDLAP y quieres compartir lo que has aprendido hasta ahora, puedes hacerlo en los comentarios de abajo 😉