Juego de tronos: el ascenso del señor 8 Venado «Garra de Jaguar»

Dra. Michelle Marie Butler

Profesora de tiempo completo del Departamento de Antropología

michelle.butler@udlap.mx

Figura 1. Perforación de la nariz del señor 8 Venado de la página 52 del Codex Nuttal (obtenido de www.mesolore.org).

¿Sabías que los eventos que inspiraron una de las escenas más famosas de los códices mixtecos probablemente ocurrieron en lo que ahora es el zócalo de San Pedro Cholula? La escena representa a un sacerdote tolteca-chichimeca que perfora el septum del Señor 8 Venado «Garra de Jaguar». Este evento pudo haber ocurrido en las cercanías del Templo de Quetzalcóatl, destruido durante la conquista española, y que se encontraba en el centro sagrado de Cholula, donde los Tolteca-Chichimeca gobernaron durante el posclásico tardío (1100-1521 d. C.). Esta escena representa una de las muchas historias que cuentan el viaje de 8 Venado a la costa de Oaxaca para establecer su propia dinastía e imperio.

El posclásico tardío fue testigo de varios imperios. Aunque el más conocido es el de los mexicas, otro imperio expansionista que dominó gran parte del sur de Oaxaca; el imperio mixteco de Tututepec. El sitio de Tututepec está ubicado en la costa de Oaxaca y, en su apogeo, este imperio tenía una extensión de más de 25,000 km2.

La historia de 8 Venado nos llega a través de tres códices mixtecos: el Colombino-Becker, el Nuttall y el Bodley. El señor 8 Venado nació en el reino mixteco de Tilantongo en la Mixteca Alta. Aunque su familia pertenecía a la clase noble, 8 Venado no estaba en línea para heredar el trono. Sin embargo, cuando tenía 18 años, se dirigió a la costa con el objetivo de fundar su propio reino. El viaje comenzó con un importante encuentro con el poderoso oráculo, la señora 9 Caña, en su santuario ubicado en la cueva en Chalcatongo. Allí, 8 Venado recibió una serie de objetos utilizados en ceremonias para la fundación de centros político-religiosos. Después de eso, 8 Venado y sus seguidores viajaron a la costa llevando estos objetos a Tututepec. Luego de su llegada a Tututepec, 8 Venado conquistó varios lugares y consolidó su poder en la costa.

Una vez establecido su reino en la costa, 8 Venado regresó a Tilantongo. A lo largo de su camino, los códices representan una reunión entre 8 Venado y un grupo de extranjeros que llevaban distintivas mascarillas negras identificándolos culturalmente como tolteca-chichimeca. Los sacerdotes tolteca-chichimeca fueron venerados en Mesoamérica por muchos grupos, entre ellos los mexicas, quienes aseguraban descender de los toltecas. La alianza entre 8 Venado y los tolteca-chichimeca fue sellada por el ritual de perforación de la nariz. Este ritual otorgó a 8 Venado acceso a la casa real de los tolteca-chichimeca, lo que le permitió tomar el trono de su ciudad natal, Tilantongo, estableciendo de esta manera la segunda dinastía de la comunidad política de Tilantongo. Esta alianza fue ventajosa ya que 8 Venado obtuvo un poderoso aliado militar, así como un medio para legitimar su reivindicación a los tronos de Tututepec y Tilantongo. Al final, el Codex Nuttall describe el asesinato de 8 Venado y su entierro en la cueva sagrada de Chalcatongo en el año 1115 d. C., donde comenzó su viaje treinta años antes.