El éxito está en ser empresario

Por Mtro. Fernando Thompson
Dir. Gral. de Tecnologías de la Información UDLAP
@thompsonfer

Sigo escuchando a jóvenes universitarios que buscarán empleo al salir graduados. Sin embargo, hoy más que nunca en la historia de los últimos 60 años queda muy claro que la opción es convertirse en empresario. Qué quiero decir, sencillamente que un joven universitario tiene mayores posibilidades de encontrar empleo, pero los empleos que hay en su enorme mayoría son mal remunerados, de hecho la tendencia es que cada vez hay menos oferta laboral en México, América Latina y el mundo.

La máxima que vivieron en la generación de mis Padres (yo tengo hoy 45 años) fue: “Mis padres (o sea mis abuelos) me dijeron que estudiara una carrera para emplearme en una compañía y ahí desarrollarme profesionalmente toda la vida”. Siendo profesionista, durante la década de los 60 y hasta la de los 90 del siglo XX, se garantizaba encontrar una fuente de empleo en varios ramos de iniciativa privada y gobierno, de hecho en mi primer empleo de tiempo completo en Bimbo conocí mucha gente que tenía más de 30 años laborando.

Sin embargo, desde inicios del siglo XX y hasta poco más allá de la segunda mitad del mismo siglo, la gente no buscaba ser empleada, la gente tenía oficios; antes se les decía ser obreros al emplearlos, hoy se le dice free lance al que ejerce sus servicios profesionales por su cuenta.

La mentalidad emprendedora, cultura emprendedora,son una condición forzosa para todo aquel profesionista que tenga hoy menos de 25 años; forzosamente tiene que pensar en poner su despacho, franquicia, negocio propio o auto emplearse; ya que hoy, la universidad esta para dar habilidades a sus estudiantes para que se abran paso en un mundo cambiante.

 Fuente: State of the Labor Market, estudio realizado por J. Bradford DeLong

 Ya no se trata de si vienes de una universidad pública o privada, ni de si la institución goza de un alto nivel de prestigio académico para que te den un empleo, con un salario que no da para sostener de manera digna a una persona que busca formar una familia y abrirse campo con un estilo de vida decoroso. Hoy se trata de elegir adecuadamente que es lo que te apasiona hacer, porque vas a encontrar muchos obstáculos en el camino como por ejemplo competencia de una persona que viene de Brasil, India o China y que habla español, tiene conocimientos y viene a hacer negocios a tu país. Ya de por sí las estadísticas del INEGI y la Canacintra indican que al menos en México el 96% de los negocios que se abren cierran antes del tercer año.

¿Por qué no mejor pensar en ser un empresario exitoso y generar empleo?, ¿por qué no pensar en ser un joven emprendedor mexicano e ir a buscar oportunidades en otro país y aprovechar lo que tenemos en América Latina?, ¿desde la mitad de la carrera que se esté estudiando se debe ir pensando en qué tipo de empresa querré tener?.

La gráfica que viene arriba demuestra con claridad el punto que estoy expresando sobre que no habrá empleo bien pagado para todos los egresados universitarios. Eso ya se está viviendo, muy pocos son los que encuentran un empleo bien remunerado, la gran mayoría encuentra una oportunidad que muchas veces ni siquiera tiene que ver con lo que estudiaron; o bien, no están recibiendo un pago siquiera similar a lo que sus padres pagaron de colegiatura o simplemente no encuentran oportunidades.

Los servicios y productos que se requerirán durante la segunda mitad del siglo XXI ni siquiera han sido inventados salvo algunos que tienen que ver con cuestiones de salud.

Las carreras que sí tendrán demanda serán nanotecnología, medicina con especialidad en geriatría, ingenierías diversas pero con estudiantes que dominen tres lenguas habladas, escritas y leídas al 100%; pero ahora nos enfrentamos a que a nivel nacional la matricula en carreras de este tipo son las más bajas; ya en Estados Unidos se siente la falta de ingenieros en sistemas, por eso vienen a instituciones mexicanas a llevarse a jóvenes graduados con calificaciones de excelencia y dominio pleno del idioma inglés.  El software mexicano solamente tiene 5% de descargas en España y América Latina, el software norteamericano tiene el 40% de descargas; ¿esas son malas noticias?, sí y no, sí porque significa que hay muchas cosas por mejorar en el mercado como la calidad, marketing y distribución entre otros factores, pero no es mala noticia porque eso significa que hay muchas oportunidades para crear videojuegos, apps para tres sistemas operativos empezando por Android, iOs y Windows; todo lo anterior a nivel empresarial, entretenimiento y recreación (deportiva, salud y más). En resumen las oportunidades están ahí.

De cualquier forma para todo lo que la gran mayoría estudia relacionado con ciencias sociales y humanidades, así como con administrativas, se requerirá que pongan a trabajar su imaginación y se enfoquen plenamente en lo que más les gusta y apasiona para hacer equipo con otras personas y socios; emprender, hacer sinergias, conservar buenas relaciones personales, tener autodisciplina, energía creativa y quitarse todos los miedos, pensar:

 

De tener la certeza absoluta de que cualquier cosa que realice tendré el 100% de éxito, ¿qué me gustaría ser o tener como mi negocio propio?, ¿qué giro, de qué tamaño, en qué lugar?Esta es la mentalidad que deben tener los jóvenes y autogenerarse las oportunidades, a pesar de todas las circunstancias adversas.
Compartir