“En México en el 2000 entre 3 y 4 millones de familias se arruinaban económicamente porque tenían que pagar por atención médica de su bolsillo. Con base en ese diagnóstico se dio una reforma importante dirigida sobre todo para garantizar la protección social de salud para toda la población”, resaltó el Dr. Julio Frenk Mora, decano de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en su conferencia dictada a estudiantes de la Universidad de las Américas Puebla.

Foto boletin 305-2
Durante su ponencia titulada “El futuro del sistema de salud en México”, el Dr. Frenk Mora señaló que el sistema de salud nacional se encuentra en un momento crucial para arribar a la anhelada cobertura médica universal, pues existe un sistema para gente que labora en empresas privadas, públicas y que trabaja para sí mismo, pero que aún el servicio y cobertura no es de alta calidad. “En el 2000, de más de 100 millones de personas en México el 50% tenían seguridad social y la otra mitad la tenían una muy limitada. Ahora el gran reto es pasar de este sistema dividido a una protección social universal; el gran valor es dejar de verla como una prestación y volverla un derecho ciudadano”.

Para lograr lo anterior, el Decano de la Universidad de Harvard indicó que se debe invertir y administrar mejor el presupuesto a la salud, pues la esperanza de vida de un mexicano se ha duplicado desde hace 40 años, lo que representa cientos de miles de pesos al Estado, debido a que “antes un niño que tenía la predisposición genética de desarrollar leucemia no alcanzaba a vivir lo suficiente para expresar esa predisposición, porque antes se moría de una infección respiratoria. Logramos abatir esas causas de muerte y ahora la leucemia es la causa de mortandad de niños de 5 a 15 años de edad”.

Foto boletin 305-1 En el auditorio de la UDLAP, el Dr. Frenk Mora además resalto que otros grandes retos que debe afrontar el sistema de salud es cerrar las brechas de la calidad y eficiencia de los servicios. Tener un sistema integrado para que toda la gente pueda ingresar a cualquier hospital sin importar su condición, aclarándole los derechos qué tiene y a los que no es acreedora. Se debe invertir capital a la prevención, pues de nada sirve tratar a las personas con obesidad sino se tienen sistemas de nutrición y deporte que prevengan el padecimiento. “Necesitamos un sistema que tenga una mezcla público-privada, que sea un derecho universal y que el financiamiento que sea totalmente público no separe a la gente si no se dividan las funciones”.