Dr. Einar Moreno Quezada

Director académico del Departamento de Finanzas y Contaduría UDLAP

einar.moreno@udlap.mx

 

Nos encontramos en la economía del conocimiento, rodeada de activos intangibles difíciles de medir y, por lo tanto, de administrar. El caso más común es el del capital humano: a nivel mundial se tiene el reto de contar con la persona adecuada, en el puesto correcto, en el momento oportuno.  Dentro de cada una de las organizaciones, con y sin fines de lucro, debemos identificar las conductas y preferencias de pensamiento en cada colaborador. En la medida que sepamos más sobre nuestro capital humano seremos capaces de aprovecharlo mejor al conocer sus fortalezas naturales y, así, trabajar mejor colaborativamente.

Afortunadamente la tecnología avanza en todo sentido y actualmente se cuenta con herramientas como la que nos ofrece Emergenetics International*, la cual brinda una prueba estandarizada para obtener un perfil personalizado de conductas y preferencias de pensamiento.

Se incluyen las conductas de expresión, asertividad y flexibilidad, incorporando cuatro preferencias de pensamiento: analítico, estructurado, relacional y conceptual. Con estos elementos se pueden obtener quince diferentes combinaciones en preferencias de pensamiento que pueden variar –notablemente– considerando los niveles que se presenten para cada conducta.

La preferencia analítica incluye a las personas que gustan de pensamiento claro, soluciones lógicas de problemas y que se distinguen por ser racionales. La preferencia estructural implica el gusto por el pensamiento práctico, uso de guías y secuencias detalladas. La preferencia relacional es aquella persona intuitiva sobre la gente, con alta conciencia social y empática hacia los demás. La preferencia conceptual se refiere a personas que gustan de la creación de ideas, imaginativas y visionarias.

Una de las ventajas de esta herramienta es su nivel de estandarización y significancia estadística, ya que desde su creación, hasta la actualidad, se han aplicado más de 600,000 instrumentos alrededor del mundo: cada dos años la herramienta se recalibra ofreciendo resultados comparables y confiables para cada individuo.

El objetivo principal es entender los atributos de pensamiento para obtener un mayor poder cerebral, además de entender cómo estos atributos afectan a los demás sobre todo pensando en lograr desarrollar equipos creativos y productivos. Las organizaciones que sepan aprovechar sus recursos humanos llevarán clara ventaja en la carrera de la competitividad.

*La creadora, investigadora de esta metodología y fundadora de Emergenetics International es la Dra. Geil Browning, quien fue reconocida como la mejor empresaria emprendedora del año en Colorado (2003) (www.emergenetics.com)