Cometer errores puede ser desalentador y frustrante, llevándonos a sentir miedo y hasta apatía, por volver a cometerlos.

No es fácil lidiar con los errores, pero es bueno poder aprender de ellos para que lo anterior no te suceda, pues esto podría llevarte a no volver a intentar hacer cosas nuevas para evitar equivocarte.

Los expertos dicen que solemos ver nuestros errores de una forma más severa de la que vemos los de otros, esto nos desanima y nos hace querer rendirnos, pero debemos cambiar nuestra mentalidad y darnos cuenta de que a partir de los errores podemos mejorar la manera en que pensamos y nos comportamos.

A continuación, te compartimos 10 puntos importantes que se deben tener en cuenta para aprender de tus errores y mejorar tus actividades:

  • La mentalidad que tenemos sobre los errores desempeña un papel importante a la hora de tomar acciones. Sé humilde, reconoce tus errores y aprende de ellos Mantén una actitud positiva sobre este error y sigue adelante.
  • Después de un error, debes analizar en qué te equivocaste, por qué lo hiciste y corregirlo. Analizar lo que sucedió y por qué sucedió te hará más fácil más fácil el idear una estrategia para evitar esto en el futuro. Toma en cuenta que, a veces, la falta de interés en una actividad puede llevarte a cometer errores, pues no le dedicas el tiempo y atención que le dedicarías a algo que sí te gusta.
  • No justifiques tus errores. Naturalmente tratamos de justificar nuestros errores por el bien de nuestro ego, lo que nos hace comer errores más grandes. Si cometiste un error por causa de un descuido tuyo o falta de conocimiento, asume la responsabilidad y busca una solución.
  • Si cometes errores, que sean nuevos. Trata de no cometer el mismo error dos veces, eso puede indicar que no aprendiste la lección o no prestas atención a lo qué haces. Haz las cosas con cuidado; dales toda tu atención.
  • Haz un checklist. Si tus errores derivan de olvidos o falta de atención, realiza una lista con todo lo que necesitas hacer antes de completar una tarea exitosamente, y sigue esta lista al pie de la letra. Poco a poco podrás realizar la tarea con precisión sin necesidad de usar el checklist.
  • Revisa, revisa, revisa. No siempre hay tiempo de tener un cuidado extra con lo que se está haciendo, pero si lo tienes, ocúpalo para revisar tu trabajo antes de entregarlo. La prisa y presión pueden llevarte a cometer más errores.
  • Pide opinión. Siempre una segunda mirada nos da una perspectiva distinta de lo que estamos haciendo. Pídele a alguien, si es posible, que revise contigo tu trabajo; puede que vea algo que tú no estás viendo.
  • No te “claves” en errores pasados, lo hecho, hecho esta. Concéntrate mejor en mejorar cómo harás las cosas a partir de ese error. Pensar en ello sólo te infundirá temor y evitará que sigas intentando por falta de confianza.
  • No seas perfeccionista. Si tienes miedo de cometer un error porque las cosas no salen a la perfección pasarás la mayor parte de tu vida sin hacer nada; esperando el momento perfecto para hacerlo. Acepta que no existe un momento perfecto que pueda planearse al 100%.
  • De el error se llega al éxito. Las personas exitosas buscan hacer las cosas lo mejor posible, pero se permiten cometer errores e intentar hacer las cosas una y otra vez hasta tener éxito. Siempre mantén el éxito en mente como tu meta final.

Recuerda que todos los días aprendemos y también puedes aprender de los errores de otros para evitar cometerlos en un futuro si te enfrentas a la misma situación. Sé observador y recuerda todas las experiencias que podrían serte útiles 😉