3 medallas de oro, 1 de plata y 2 de bronce, en su segunda competencia internacional: el Abierto de Dominicana, marcan el prometedor año que seguramente tendrá la joya del Imperio Azteca, Ana Zulema Ibáñez Ramírez, cuya exigencia y preparación actual está encaminada hacia los Juegos Panamericanos 2019 de Lima, Perú, a efectuarse a finales de julio.

Zulema Ibáñez quiere superar la hazaña cometida del pasado año, al lograr 31 medallas de diferente color más dos trofeos como Competidora Más Valiosa (MVP) en formas o poomsae; y parece que va por buen camino, porque en sus dos primeros eventos mundiales consiguió un primer lugar a nivel selecciones, seis preseas y el galardón como la Máxima Medallista del Certamen. “Este 2019 me programé para que fuera aún mejor y los resultados empiezan a hablar y me tienen con mucho más optimismo para estos próximos eventos que vienen”, comentó la taekwondoín Azteca.

La historia anterior tuvo lugar en República Dominicana donde la Guerrera Verde participó en el clasificatorio para Juegos Panamericanos 2019, consiguiendo la posición de honor entre las 13 naciones que participaron. Ese mismo día por la tarde compitió en el Abierto del mismo país en todas las modalidades posibles (individual, parejas y equipos), tanto en estilo libre como en poomsae tradicional, ganando una medalla en cada una y la referencia de lo que enfrentará en Juegos Panamericanos.

Así el 8 de marzo será recordado por Ana Zulema como el día que ganó 3 metales dorados, 1 plateado, 2 de bronce, el reconocimiento como Máxima Medallista y brilló en una competencia de alto nivel; porque asistieron tanto países que vienen en desarrollo en este deporte como Ecuador o Cuba, que sorprendieron en este evento por sus capacidades; como naciones de prosapia, por ejemplo, Canadá o Estados Unidos. “Esto me reafirma de mi capacidad, de todo el esfuerzo que he venido haciendo y que tengo una buena preparación, seguiré con ese arduo trabajo para los próximos eventos y así llegar en las mejores condiciones a Lima”, comentó la miembro de la Tribu Verde.

Por ahora ella sigue concentrada con la selección nacional teniendo un calendario bastante apretado, entre una serie de evaluaciones con la misma, campamentos en el extranjero, competencias preparatorias como el Mexico Open del 12 de abril, tal vez uno en Europa y clases en la Universidad de las Américas Puebla. Todo previo a partir a Lima a finales de julio, para hacer historia dentro del mundo del taekwondo.