• Taekwondoína y alumna de excelencia
Ana Zulema Ibáñez, medalla de oro en los Juegos Panamericanos, tiene 20 años de edad, es originaria del Estado de México y estudia la licenciatura en Arquitectura en la Universidad de las Américas Puebla con promedio de 9.8 en sus calificaciones.
Anazu, como le llaman de cariño, además de deportista, es alumna de excelencia académica en la UDLAP y se distingue por su enorme calidad humana. Su familia es muy unida, la apoya y acompaña en todas sus competencias; principalmente sus padres y sus 2 hermanas.
Amante de los gatos y los paisajes, la taekwondoína mexicana es incansable “si el día tuviera 28 horas, ella las aprovecharía”, señala su coach Yanko Hernán Ramos, quien agrega que Ana Zulema cuenta con muchísimo talento y por su perseverancia ha llegado hasta donde está.
La ganadora de la medalla de oro comenzó su carrera deportiva a los 5 años de edad en el Instituto Mexicano de Taekwondo, y por su constancia y disciplina ha llegado a la cima de este arte marcial, en la especialidad de Poomsae.
La vida de la medallista azteca UDLAP está dividida entre sus estudios universitarios y los entrenamientos deportivos, “aunque en sus pocos espacios libres su prioridad son la familia y los amigos”, señala el coach Yanko Ramos.
Antes de ganar la medalla de oro para México en los Juegos Panamericanos de Lima, Ana Zulema obtuvo 3 medallas de oro, una de plata y 2 de bronce en el Abierto de Dominicana, y el año pasado 31 medallas y 2 trofeos, además del reconocimiento como Competidora Más Valiosa de la Conadeip.
Cuenta también con una medalla de bronce tras su paso por Italia en la Universiada Mundial, además de la medalla de plata en el Gran Prix de Roma, modalidad de parejas.
La Azteca UDLAP ganó también medalla de oro en la modalidad poomsae de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Colombia, así como 2 oros y una plata en el Canada Open.
Con un total de 400 medallas en su haber, decenas de trofeos y varios reconocimientos nacionales e internacionales, hoy la estudiante Azteca enorgullece a la UDLAP y a todo México. Su mirada está puesta en los juegos olímpicos de 2024.