La edición XXXVI fue la mejor del Salón del Automóvil Antiguo

 

Joyas de la historia mundial se vieron en la Universidad de las Américas Puebla este fin de semana, durante los días de la exhibición del XXXVI Gran Salón del Automóvil Antiguo. Porque esta edición se destacó por reunir a los modelos más pulcros y bellos de su categoría para el deleite de los cientos de asistentes que disfrutaron del evento.

Añoranza plena se ha vivido en la UDLAP al tener a iconos automovilísticos en sus jardines, gracias a otra exposición de la vitrina más grande de Latinoamérica. Esta vez se distinguió por traer modelos icónicos como el Ferrari 356, el Austin, el Packard Limousin, un Montecarlo, el Crhysler Duster o los VW. “Es una fortuna haber contado con todos los coches que vinieron, tenemos un cálculo entre 300 a 310 muy selectos”, resaltó el presidente de la Asociación Mexicana del Automóvil Antiguo Puebla AC, Celso Villavicencio.

A esos nombres se le deben añadir la colección de carros de carreras, la tan concurrida sección de Mustangs, las camionetas Chevrolet y la sección de carros exóticos, que sin duda fueron una sensación. Para los más conocedores el Ferrari 356 1976 se llevó todas las admiraciones y por eso fue catalogado con el reconocimiento Best Top Show, el Mejor Europeo fue un Mercedes 450 SL 1980 y el Mejor Americano fue un Studebaker President de la década de los 1930, muy parecido al de Eliot Ness.

 

La edición XXXVI fue la mejor del Salón del Automóvil Antiguo

 

De igual forma, el señor Celso Villavicencio señaló que para el año próximo tratará de apoyar al nuevo comité organizador, pues su periodo al frente de la asociación termina a principios de 2020; para que en la edición XXXVII haya algo representativo de las camionetas de los 1980 y regresen los legendarios carros bomba, ambulancias y vehículos de apoyo a la ciudadanía, porque para los fanáticos que año con año asisten esos modelos deben volver para ser admirados y recordar cómo era el mundo hace algunos ayeres.

Tras dos días de recuerdos, admiración e historias, el XXXVI Gran Salón del Automóvil Antiguo llegó a su fin, no sin antes agradecer a los cientos de espectadores que se tomaron fotografías, preguntaron por los modelos, admiraron los vehículos e incluso se dieron el tiempo para adquirir algún souvenir o pieza para sus vehículos en la sección de estands. Para quienes el presidente les hizo la cordial invitación a esperar el Día Mundial del Automóvil, el 8 y 9 de febrero en un evento que se presume será en Atlixco.