“Tengo una pasión para jugar básquetbol desde que tenía cinco años y hasta ahora la sigo teniendo, esa es mi vida” y la demuestra el coach de los Aztecas UDLAP, Eric Martin, en cada práctica, partido en casa, de visitante y cuando se habla con él sobre algo relacionado con el deporte ráfaga, justo como en el segundo episodio de la serie de charlas en línea con los entrenadores de la Universidad de las Américas Puebla.

39 años después, la pasión por el baloncesto sigue latente para Eric Martin

Llegó una nueva ocasión para que los estudiantes pudieran conocer de cerca a los coaches de los equipos representativos de la UDLAP, teniendo la oportunidad de escuchar un lapso de la vida de quien da la dirección a la Ráfaga Verde, Eric Abdu Martin, quien relató cómo se dio esa transición de jugador a entrenador, analizó la situación en la que se encuentran los equipos que dirige y algunas discusiones sobre quién o qué es mejor en el baloncesto internacional.

Oriundo de Kentucky, Estados Unidos, Martin estudió Sociología y Negocios en la Universidad de Oklahoma. Al terminar tuvo la facilidad de ser profesional en equipos de su propio país, Venezuela, Brasil y Argentina. De ahí, llegó a México en 2003 para integrarse al conjunto de la Ola Roja de la Ciudad de México, con quien estuvo cinco años, después pasó por Lechugueros de León, Estrellas Indebasquet, Pilares (ambas de la CDMX) y Abejas de Guanajuato en la Liga Nacional de Baloncesto Profesional.

Tras 14 años en el bajío dio fin a su carrera como jugador en una forma peculiar: disputaba las finales de la LNBP cuando recibió una llamada de la Universidad de las Américas Puebla para ser el nuevo coach en 2013. Eric Martin, con 35 años, sabía que todavía tenía potencial para un par de temporadas más, pero al estar en el Gimnasio Morris Moe Williams visualizó que algo bueno podría pasarle, titubeando entre regresar a jugar o dirigir un equipo universitario, pues tal vez no habría otra oportunidad de serlo. “Mi entrevista fue una noche que la UDLAP estaba jugando contra UPAEP, el Clásico, entonces fui al partido. Recuerdo que (Luis) Quintero se aproximó a mi y me dijo ‘vas a ser el nuevo coach aquí’ y yo, no sé todavía, estamos pensando. En este partido recuerdo que UDLAP ganaba por un punto en la última canasta, vi los fans, el apoyo, la emoción y en ese momento cambié mi mentalidad”, explicó el entrenador Azteca.

39 años después, la pasión por el baloncesto sigue latente para Eric Martin

De sus mejores recuerdos en siete años señaló que están los campeonatos de 2013 y 2015, pero lo que llena más de alegría al coach es mantener una amistad con miembros de la Ráfaga Verde, que han egresado de la UDLAP y se toman el tiempo para hablar a distancia o visitarlo en la duela para dialogar, dar consejos e incluso motivar a sus excompañeros. “Cuando tienes un contacto después de estar aquí significa que tal vez tengo una parte de influencia en su vida, no sé si grande o poca, pero es importante para mi”, comentó.

Sobre el estatus de sus equipos, Martin hizo un ejercicio de crítica hacía lo que necesita para seguir sobresaliendo en la Liga ABE (Asociación de Baloncesto Estudiantil). En el rubro femenil es creer en ellas mismas que pueden ganar contra cualquier rival; en el varonil reclutar jóvenes que quieran quedarse en los Aztecas, porque el tema del profesionalismo seduce bastante; referido a él es trabajar en la cancha, pero sobre todo en la parte mental, que los jugadores entiendan lo que quiere y la meta crecer juntos como equipo.

Ya en aspectos personales, reveló que su afición al basquetbol empezó desde los cinco años de edad, su equipo favorito son Chicago Bulls (sobre todo de aquel de Michael Jordan), como jugador ala se consideró como alguien apegado al sistema, con buen tiro de 3 puntos y lo que más disfruta en el deporte es la competición. Y ante la pregunta ¿quién es mejor Kobe Bryant o LeBron James? dijo: “no me gusta entrar en esta conversación, si estás hablando de números Lebron, de campeonatos Kobe Bryant tiene cinco, cada persona tiene su opinión, pero nadie puede tocar a Jordan”.

Antes de concluir recordó que en su primer año en la UDLAP retó al coach Eric Fisher de jugar 1 contra 1, pues el entrenador en jefe del conjunto de futbol americano fue basquetbolista en su etapa de estudiante universitario; así que cuando regresen de la cuarentena podrían retomar el duelo en un partido amistoso a 21 puntos.