Durante esta temporada en casa, es muy importante cuidar tu equipo e información de los estafadores que usan el correo electrónico o los mensajes de texto para engañarte y obtener tu información personal como contraseñas, números de cuenta o números de seguro social, entre otros.

Para ayudarte a protegerte del phishing, te compartimos estos puntos importantes:

Siempre utiliza al menos un software de seguridad en tus dispositivos móviles. Esto y realizar un escaneo regular de tus dispositivos te ayudará a protegerte de posibles intentos de infección digital o descargas involuntarias.

Protege tus cuentas y servicios al utilizar la opción de doble autenticación. Con esta opción se te pedirá un código adicional de inicio de sesión u otra prueba de tu identidad, como huella dactilar o fotografía. 

Respalda tu información constantemente. Respaldar podrá darte la posibilidad de recuperar toda tu información en caso de ser víctima de robo o secuestro de la misma.

Los correos electrónicos y mensajes de texto falsos pueden parecer de una empresa legítima. Asegúrate de comprobar el remitente de tus correos y de conocer la página oficial de tu proveedor de servicios. Si no tienes nada que ver con la empresa que te envió el mensaje o si el dominio de su dirección de correo no coincide con el oficial, es mejor ignorarlo completamente.

El phishing comúnmente busca hacerte dar clic en un enlace o abrir un archivo adjunto. Por ello, siempre desconfía de los mensajes que te digan lo siguiente:

  • Han notado alguna actividad sospechosa o intentos de inicio de sesión.
  • Hay un problema con tu cuenta o tu información de pago.
  • Debes confirmar cierta información personal.
  • Incluyen una factura falsa u otros documentos.
  • Te piden hacer clic en un enlace para realizar un pago.
  • Dicen que eres elegible para una retribución.
  • Ofrecen cupones o cosas gratis.
  • Tienen faltas de ortografía o una imagen corporativa descuidada.

El phishing no se limita a correos electrónicos, también se aplica en llamadas telefónicas y mensajes de texto, por lo que es recomendable no revelar información personal a través de estos medios. Recuerda siempre prestar la debida atención a todas tus comunicaciones.