La gran mayoría de las personas que usan Internet, también utilizan las redes sociales. Ya sea para mantenerse en comunicación con familia y amigos, para entretenimiento, pago y compra de artículos y servicios, e incluso, trabajo; es difícil encontrar a alguien que no tenga al menos una cuenta en alguna de estas plataformas.

Por ello y debido a que los ciberdelincuentes aprovechan cualquier medio y tiempo en el que estés en línea para intentar conseguir y hacer mal uso de tu información, te aconsejamos lo siguiente:

Utiliza las restricciones de seguridad. Asegúrate de que tu perfil sea privado; que sólo tus familiares y amigos cercanos puedan verlo. También puedes personalizar cada una de tus publicaciones en redes como Facebook, para que sólo gente de tu confianza las vea.

No compartas nada que pudiera perjudicar tu integridad e imagen. Protege cualquier información que pudiera afectar tu seguridad, como tu ubicación o datos bancarios. Toma en cuenta que nada se elimina para siempre de Internet. Una vez que has publicado algo en línea, es difícil que desaparezca por completo. Alguien pudo haber copiado la información o se puede restaurar, para quien sabe cómo hacerlo.

Entre más redes sociales manejes, más difícil será cuidar todos los detalles. Usa sólo las redes que podrás manejar con facilidad y control.

No utilices la misma contraseña y correo electrónico para todas tus redes. Esto podría facilitar que alguien consiga tu información con mayor rapidez; si consigue los datos de una de tus cuentas, ya tiene los de todas.

Evita aceptar que aplicaciones externas tengan acceso a tus redes sociales. Niega permisos y vínculos a cualquier sitio externo que no sea de tu utilidad o confianza.

Utiliza la verificación de dos pasos. La mayoría de las redes sociales cuentan con dos o más métodos de autenticación de identidad; habilita al menos dos.

Cierra siempre tu sesión. Especialmente si accedes a tus redes sociales desde un dispositivo o equipo de uso o acceso público.

Desconfía de enlaces externos o spam. Algunos anunciantes te llevan con engaños a su página. Antes de dar clic, sitúa tu cursor en el vínculo y lee en tu barra de estado a qué dirección te lleva. Si no te parece de confianza, no entres en el sitio.

No compartas tu información a cambio de regalos o promociones. Recuerda, tu información es muy importante, ten cuidado sobre qué das a cambio de una oportunidad de ganar un premio o de obtener alguna foto de tu yo del futuro.