“Me parece importante que en la universidad se analicen contenidos que busquen que el arte tenga una función en nuestro mundo más allá del éxito comercial, que se supone es la finalidad de un artista exitoso, en este momento de pandemia los métodos de distribución y consumo del arte se están cuestionando, creo que es momento de que los jóvenes artistas se cuestionen cuál es su misión en este momento histórico” expresó la artista plástica Betsabeé Romero, durante su charla en la segunda edición de la Cátedra de Artes de la Universidad de las Américas Puebla.

Durante su charla El arte contemporáneo en el Border Line, la artista plástica dialogó con jóvenes estudiantes de la Escuela de Artes de la UDLAP, quienes se acercaron con cuestionamientos muy interesantes. Respondiendo a una de estas preguntas, Betsabeé Romero argumentó que “sí hay momentos en los que podemos tener bloqueos para trabajar, pero yo no creo que nuestro trabajo se funde en lo que la gente entiende por inspiración, yo no inspiro para producir, yo investigo y me preocupo” asimismo reafirmó que para construir conocimiento los artistas deben estar dispuestos a leer, ver exposiciones, escuchar música, ópera y ver danza. “El arte se hace de ver arte y no de inspiración, yo creo que hay que ser muy sistemáticos y metodológicos para tener esa exposición tan fuerte a tantas cosas maravillosas que se producen en este mundo”, explicó.

 

 

Por otro lado, también la artista compartió momentos claves dentro de su labor artística, como ejemplo citó la primera intervención de un automóvil hecha en 1997 para una bienal que sucedió en la frontera de México y Estados Unidos, Ayate car es una especie de manda de un milagro. “Le puse a este vehículo a la Virgen de Guadalupe para ver si se aparecía y nos ayudaba a mejorar esta situación», ya que yo no tenía ninguna fe en la política o economía para mejorar siquiera un poquito la situación de los migrantes” explicó. El auto tenía 10 mil rosas pintadas y otras secas, como el ayate que Juan Diego llevaba para que la Virgen de Guadalupe se apareciera. Este auto fue sin duda un parteaguas en su carrera y a partir de ahí, Betsabeé Romero se salió de una lógica de galería o de museo para entrar en contacto directamente con el público y de alguna manera, entrar en una búsqueda de devolver el conocimiento al lugar de origen.  Los autos, así como las llantas, los cofres y un sinfín de materiales que ha podido intervenir son piezas claves en su labor artística para abordar temas como el de la migración.

Finalmente, en esta charla también estuvo presente el Dr. Moisés Rosas, asesor cultural UDLAP, quien recordó que la invitada de esta sesión es una de las artistas más destacadas de la creación artística contemporánea de México. “Su trabajo la singulariza dentro de la creación artística contemporánea, los materiales que ha usado la maestra Romero la han llevado a crear un lenguaje estético muy particular que la identifica de otros artistas plásticos contemporáneos y visuales”. Por su parteel Dr. Jesús Mario Lozano, director académico del Departamento de Artes, recordando al filósofo Jacques Rancière, destacó que los trabajos artísticos como los que ha realizado la artista invitada “nos llevan a ver aquello que no era visto, estableciendo así relaciones nuevas y diversas con lo que antes no estaba relacionado, produciendo rupturas significativas en el tejido sensible de las percepciones y en la dinámica de los afectos de aquellos que nos acercamos a sus obras”.

La segunda edición de la Cátedra de Artes UDLAP continuará el próximo jueves 11 de marzo a las 18:00 horas y contará con la presencia del arquitecto Felipe Leal. Esta y todas las sesiones serán transmitidas en vivo a través de la página de Facebook de la Universidad de las Américas Puebla y replicada en los espacios habilitados por TVUDLAP, Cultural UDLAP y Capilla del Arte UDLAP.