Adriana Luna Díaz, egresada de la Universidad de las Américas Puebla, recibió el Premio Hombres del Año 2020 por la revista internacional GQ a la sustentabilidad y la ecología, gracias a su plataforma de innovación para el campo que conjunta las necesidades del sector rural con la tecnología, a fin de proveer soluciones que se materializan en insumos biológicos, llamada Tierra de Monte. 

GQ, revista mensual editada por Condé Nast centrada en moda, estilo y cultura particularmente masculina, ha puesto sus reflectores a visibilizar inconvenientes sociales, ambientales, retos e iniciativas que puedan dar ejemplo y entendimiento a ellos. Por tal motivo, eligió a Tierra de Monte por representar estos esfuerzos en pro del medioambiente otorgándole un premio, honor compartido con la organización Médicos Sin Fronteras, además de los actores Yalitzia Aparicio y Tenoch Huerta. “Nos sentimos súper honrados, muy contentos, orgullosos y particularmente nos da esperanza que los medios masivos, que pueden llevar precisamente estos mensajes a la sociedad, estén interesados en este esquema”, expresó la Mtra. Adriana Luna.

En la ceremonia de entrega del Premio Hombres del Año 2020, la egresada de Biología de la UDLAP estableció que hoy el mundo necesita cada vez menos a los héroes que llega dominar el legado y mas a los que permiten que todos los demás lleguen ahí. Asimismo hizo hincapié el momento de salud que atraviesa el mundo, el cual ha enseñado la importancia de la unión, que la única manera de sobrevivir es a través de la diversidad de fortalezas, de pensamientos y hay quienes sin fronteras arriesgan sus vidas para salvar a otros, “que la comida que viene de un campo al que mucho hemos olvidado y que es a veces lo que más nos hace falta. Nos recordó que las agricultoras y agricultores que trabajan todos los días que nunca pararon, son los que sostienen a las ciudades”, pronunció la CEO Adriana Luna.

Es preciso mencionar que Tierra de Monte es una empresa desarrollada por la egresada de la Universidad de las Américas Puebla, bajo el objetivo de disminuir el uso de agroquímicos en los campos de cultivo con el uso de la tecnología y que colabora con productores de diferentes comunidades en ocho estados de la República Mexicana. Actualmente tiene varios proyectos en fila, como una iniciativa para acercarse a las mujeres rurales, guardianas de fortalezas para la humanidad y que están en consideraciones de vulnerabilidad o no son atendidas de la misma manera que el sector agrícola masculino.

De igual forma sostiene un programa para atender a pequeños productores, buscando ser un punto de apoyo que detone todo el potencial que tienen para lograr la seguridad alimentaria, lo cual transforme la agricultura a que sea socialmente justa y climáticamente inteligente. A raíz del momento de salud que atraviesa el mundo, precisamente surgió un proyecto de agricultura urbana, una actividad que poco a poco va tomando fuerza con la resignificación de ser activo en la procuración de alimentos. “Lo que hicimos fue abocarnos mucho a entender este sector, a ver cómo podíamos hacer un modelo que fuera atractivo, sencillo y accesible para todas las personas interesadas en tener su pedacito verde y poder sembrar sus alimentos”, explicó la CEO de Tierra de Monte.

Aunque el proyecto más significativo en puerta es la búsqueda de la expansión, mediante las nuevas instalaciones para hacer investigación y desarrollo, aunado a la internacionalización; deseando el crecimiento en impacto y no en operaciones, para poder tejer redes más grandes de colaboración con diferentes actores. “Este año fue de mucha reflexión, aprendizaje y nos dio tiempo para revisitar nuestros planes, modelos, proyectos, pensar hacia dónde queremos ir. Esperamos, que en aproximadamente dos años, tener una presencia en el mercado importante en dos países en los que ya echamos el ojo y de ahí, ir avanzando hacia expandirnos a otras regiones, sobre todo del sur que podemos ser una herramienta”, expuso la Mtra. Luna Díaz.

Por los esfuerzos planteados arriba y el trabajo del diario, desde su creación, Tierra de Monte ha resonado en distintos ámbitos como un proyecto de impacto social mayor. Cuya reciprocidad ha sido la recepción de distintos galardones: en 2020 ganó el Cartier Women’s Initiative de la región Latinoamérica y el Caribe; tres años antes el Reto Nacional de Innovación; en 2016 el Premio BANAMEX y el Premio CEMEX TEC.