Teniendo la participación de estudiantes, profesionistas y académicos del área económica y financiera, se llevó a cabo el Cuarto Congreso de Economía, Banca e Inversiones de la Universidad de las Américas Puebla: Punto de Quiebre, evento anual que con la participación de destacadas personalidades que permitió a los asistentes, enriquecer sus conocimientos y a la vez crear un espacio para el intercambio de ideas referentes a temas presentes, urgentes y de gran impacto, como la situación económica global ante la pandemia Covid-19, la recuperación del sector financiero, entre otros.

Reúne UDLAP a especialistas en el área económica y financiera, para analizar temas como crecimiento económico, desigualdad y pobreza

• La primera ponencia magistral de Punto de Quiebre estuvo a cargo del Dr. Manuel Sánchez, subgobernador del Banco de México en el periódico 2009-2016, quien habló sobre Los Desafíos de la Política Económica de México.

La inauguración del evento estuvo a cargo de la Dra. Cecilia Anaya Berrios, vicerrectora Académica de la UDLAP, quien dijo que este Cuarto Congreso de Economía, Banca e Inversiones se realiza en un momento de pandemia que ha hecho romper barreras y buscar las formas de lograr los objetivos propuestos y gracias a la tecnología esto se ha hecho posible. “En estos días ustedes podrán inspirarse por el trabajo de reconocidos ponentes de primer nivel líderes en diferentes áreas como pobreza, banca sostenible, perspectivas económicas, inversiones, economía laboral y fiscal. Deseo que este evento enriquezca su conocimiento y amplié su mente, para fin de seguir forjando estudiantes competitivos y sobresalientes que el mundo actual necesita”.

La primera ponencia magistral de Punto de Quiebre 2021 estuvo a cargo del Dr. Manuel Sánchez, subgobernador del Banco de México en el periódico 2009-2016, quien celebró que este congreso continúe con un pensamiento crítico. Durante su conferencia titulada Los Desafíos de la Política Económica de México, el Dr. Manuel Sánchez se enfocó al tema del crecimiento económico, por lo que primero habló sobre la evolución de la economía mexicana, para después abarcar el cómo se ve la economía de México y sus desafíos. “Esta pandemia que actualmente estamos viviendo es la más grave, profunda y devastadora de más de un siglo y su costo para el mundo es enorme en términos de vidas perdidas, de afectaciones a la salud y en general a la contracción económica que hemos tenido en el mundo. Con el brote del coronavirus hay una interrupción brutal en la trayectoria del crecimiento económico en el mundo y la caída de la producción en el año 2020 fue la más profunda desde la gran depresión del siglo pasado, llevando a reducir dramáticamente el ingreso por habitantes y han resurgido niveles que ya no se habían visto en pobreza”, comentó el subgobernador del Banco de México en el periódico 2009-2016, quien además mencionó que la evolución de la economía mundial ha tenido que ver con el riesgo de la propagación del virus, el confinamiento, así como con todas la medidas que se han aplicado en los países, “por lo que también su superación gradual que se ha observado en el mundo a partir más o menos en la segunda mitad del año, ha tenido que ver con una atenuación de estas medidas y sobre todo la perspectiva de que se cuenta ya con vacunas”.

En cuanto a México, el Dr. Manuel Sánchez mencionó que fue un país muy afectado por la pandemia que llevó a una caída en la producción y el empleo: “El año 2020 fue muy malo para México y un poco más malo que al promedio del mundo; por ejemplo, con cifras ajustadas por estacionalidad, el INEGI dio la cifra definitiva de que durante el 2020 el PIB se contrajo 8.5%, cifra impresionantemente mala por varias razones, entre ellas porque es la más profunda en México y sobrepasa la del 2019, y sólo es superada por la gran depresión en el año 1932 en el que se estima que el PIB se cayó 14.8%, casi 90 años que los mexicanos no habían tenido una experiencia de esta naturaleza”.

Reúne UDLAP a especialistas en el área económica y financiera, para analizar temas como crecimiento económico, desigualdad y pobreza

Terminó su ponencia diciendo que la contracción económica del 2020 tiene efectos muy graves y “el regresar al nivel de ingreso de la actividad económica que se tenía en 2019 tomaría hasta el 2025, y si a eso le añadimos el crecimiento poblacional, entonces requeriremos otros cinco años adicionales para regresar al PIB por habitantes del 2019”.  Finalmente mencionó que el progreso tiene que depender de una visión diferente del país, de la economía, un giro de fondo en la filosofía de la política económica. “Hay cuatro pasos que debemos tomar: el primero, es aceptar una verdad eminente de que sólo con crecimiento económico se puede lograr un mayor bienestar, más empleo, mayor ingreso. El segundo es que el gobierno tiene que ser fuerte y debe enfocarse a hacer bien sus funciones sustantivas, debe empeñarse en hacer bien sus tareas y tener todos los recursos necesarios. El tercer paso es reconocer que las empresas estatales no pueden ser el motor del desarrollo del país. Y el cuarto punto es reconocer que son los particulares los que crean los empleos, los que crean las empresas, los que innovan, los que incorporan los nuevos conocimientos y esta incorporación de nuevos conocimientos e innovación es lo que da el progreso, el crecimiento económico”.

Cabe comentar que Punto de Quiebre contó con la participación de destacados especialistas como el Lic. Walter Buchanan Castañeda, representante de CFA, chief investment officer & partner en SaveNest; la Mtra. María Ariza García Migoya, directora general de la Bolsa Institucional de Valores; el Dr. Jorge Aurelio Ibarra Salazar, académico en ITESM; el Dr. Gonzalo Hernández Licona, director de Red de Pobreza Multidimensional; el Lic. Sergio Méndez Centeno, director general de BlackRock México; la Dra. Larissa Margareta Batrancea, associate professor de Babes-Bolyai University y la Mtra. Delia María Paredes Mier, chief economist en Grupo Financiero Banorte; quienes desarrollaron temas financieros, crecimiento económico, desigualdad y pobreza.